5 febrero 2011 Fórmula 1

ricardo tormo

La semana que está a punto de concluir ha sido totalmente eclipsada por el comienzo de la pretemporada del deporte rey del motor, la Fórmula 1. Si bien es verdad que se tratan únicamente de los primeros test y que para la mayoría de entendidos, los tiempos cosechados en el circuito Ricardo Tormo, no significan nada, en Fórmula 1, casi siempre, lo que mal empieza mal acaba.

La semana comenzó con la presentación de los nuevos monoplazas de Sauber, el C30, de Lotus Renault GP, el R31, y de Lotus GP, el T128, éste último a través de su página web.

Hay que destacar que las presentaciones ostentosas de antaño, han desaparecido y han dado paso a presentaciones inusuales como la del equipo McLaren, que inició la presentación de su nuevo MP4-26, con el monoplaza casi totalmente desmontado y fue el público presente quién ayudó a los mecánicos a montar “insitu” la nueva bala plateada.

El martes, además de ver la presentación de Toro Rosso, arrancaron los motores, se levantaba el telón de la Fórmula 1 y lo hacía de igual manera que lo cerraba el año pasado, con Sebastian Vettel en la primera posición y el Red Bull asustando. Los pilotos no quisieron valorar estos primeros tiempos logrados por Red Bull, y Fernando Alonso, quinto el primer día, declaraba que los primeros test no son siquiera una aproximación de lo que será la temporada.

La imagen más curiosa del martes la dejó Williams y su FW33, que dejaron a un lado la presentación y pasaron directamente a la acción. Otra reacción de los primeros test fue la de los dos pilotos de Mercedes GP, por un lado, Michael Schumacher se mostraba muy contento con el rendimiento de su monoplaza, mientras que Nico Rosberg se mostraba muy crítico con los nuevos botones del volante, ya que dificultarán la conducción del monoplaza.

El segundo día de test, el miércoles, se lo adjudicó Fernando Alonso y su F150. Este segundo día de test dejaba unas nuevas declaraciones en contra de los nuevos botones del volante de Fórmula 1, esta vez fue Rubens Barrichelo quien se quejó amargamente de la dificultad de conducir el nuevo monoplaza.

El jueves, último día de test nos dejó dos noticias de relevancia. La primera fue ver como el R31 de Robert Kubica marcaba el mejor tiempo en la última jornada de test, y la segunda fue el humo blanco que salía del F150 de Felipe Massa que hizo presagiar la primera rotura de un motor Ferrari, cosa que al final no era tal.

El viernes, recogimos en nuestro blog de competición Recta de Meta, algunas valoraciones de diferentes personajes de la Fórmula 1, de las que se saca una conclusión clara, estos primeros tiempos, parece que no significan absolutamente nada.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *