8 agosto 2012 Circuitos

Días atrás habían circulado rumores de que el circuito de Nürburgring estaba en virtual estado de bancarrota y que podría cerrar definitivamente sus puertas si no llegaba un rescate que ayudara a solucionar su delicada situación económica. Afortunadamente el rescate ha llegado, de la mano del gobierno alemán y de las autoridades locales de la zona en donde está enclavado el Infierno Verde.

Sin embargo aún no es hora de cantar victoria, ya que la Comisión Europea se ha puesto a investigar si estos rescates tienen el debido sustento financiero para ser suficientemente exitosos, ya que de acuerdo a la Comisión, no han sido garantizados en los términos del mercado.

En pocas palabras, existen dudas sobre si el gobierno alemán no tendrá que asistir con dinero nuevamente en el futuro a las compañías que actualmente explotan el circuito, ya que su estado de insolvencia no ofrece ninguna garantía de pago. Además, y de acuerdo a las directivas de la propia Comisión, este tipo de ayudas gubernamentales pueden ocurrir una vez cada 10 años; el Nürburgring ya lleva dos rescates y una refinanciación de su deuda desde el año 2008, en que ha comenzado a tener problemas de insolvencia.

Me pregunto por qué la CE ha reaccionado recién ahora, luego de tantos años de dificultades y acuerdos entre el Nürburgring y el gobierno alemán. Aunque esta intervención no significa que el circuito alemán esté nuevamente en peligro, puede retrasar más de la cuenta la vuelta a la normalidad.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *