8 enero 2012 Dakar


El Dakar vive este domingo su etapa de descanso y eso nos da tiempo a contaros otras noticias que nos llegan como la que ha protagonizado Guilherme Spinelli. El piloto brasileño ha decidido confesar a los comisarios que recibió asistencia ilegal lo que le ha llevado a la descalificación tras un gesto bastante deportivo.

La historia de Spinelli tuvo lugar durante la etapa del viernes cuando el alternador de su Mitsubishi le daba problemas. El piloto pudo solucionar la avería pero fue con la ayuda de gente de la zona y, al parecer, algún mecánico local que le proporcionó algún repuesto. Ningún comisario se percató y podía haber seguido en la prueba sin problemas pero acudió a los comisarios para confesar su trampa:

No podía aceptar terminar el Dakar habiendo hecho trampas. La honestidad es mi prioridad y primera motivación

Los comisarios confesaron que jamás habían vivido una situación así:

Llegó con la cara descompuesta. Nunca antes en los nueve Dakar que llevo, ni en los más de 30 años que ejerzo de comisario en otras competiciones había visto algo así. Más bien al contrario, los pilotos suelen rebatir una posible penalización con todo tipo de excusas

Un cuarto de hora después de que su jefe de equipo viniera a pedirnos que reubicáramos a su piloto en la parrilla de salida por un problema mecánico, Spinelli se presentó con una carta notificando su abandono por asistencia ilegal

Sin duda, un buen gesto del piloto brasileño que contribuye a hacer crecer el espíritu del rally.

Vía | El País


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *