4 enero 2013 Dakar

Carlos-Sainz-Buggy

Quedan solo unas horas para que arranque una nueva edición del Rally Dakar, el Rally más duro del mundo, de la historia o de lo que quieran. Bromas aparte, todos sabemos que nuestras aspiraciones en coches pasan por las manos de Nani Roma ya que este año tendremos a Carlos Sainz compitiendo en buggies.

El piloto español, por fin, ha tenido la posibilidad de probar el coche que pilotará durante los próximos 15 días; como sabréis, aún no había tenido la suerte de rodar con él. La prueba tuvo lugar ayer en las dunas de Perú junto a su copiloto, el alemán Timo Gottschalk. Ciertamente, gracias a este test, Sainz ha podido encontrar una puesta a punto óptima a su estilo de conducción en lo que a suspensiones o presión de los neumáticos se refiere.

Era esencial tener la oportunidad de hacer este test con el Buggy en el desierto antes de comenzar la carrera el sábado. Cada vez que lo pilotamos aprendemos mucho acerca de este coche. Es normal, porque como pilotos siempre queremos estar mejorando constantemente, pero este proceso se incrementa debido al corto periodo de tiempo que hemos tenido para trabajar con el coche.

Carlos-Sainz-Buggy-2

Este test nos ha servido para hacer las cosas correctas y asegurarnos de que funcionan como deben. No espero que este proceso finalice, ya que continuaremos aprendiendo durante las etapas del Dakar. Mi objetivo es correr al máximo con el Buggy y asegurarnos de no detenernos hasta llegar a la línea de meta.

El Buggy tiene un gran potencial y hay muchas novedades que se han incorporado en el diseño. Hemos probado la válvula que hay en el panel de control que permite controlar la presión de los neumáticos, algo muy importante en un coche de dos ruedas motrices.

Carlos-Sainz-Buggy-3


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *