21 febrero 2013 WRC

Citroën no quiere perder la posición de privilegio que ha logrado alcanzar durante los últimos años gracias a Sébastien Loeb. Ahora, una vez retirado el piloto francés, la marca del doble chevrón tiene que realizar un doble esfuerzo si quiere seguir teniendo éxito en el WRC.

Visto los visto en las dos primeras pruebas de la temporada, Citroën sabe que la próxima cita de Méjico puede ser fundamental para las aspiraciones de sus dos pilotos, Dani Sordo y Mikko Hirvonen. Por ese motivo, el equipo dirigido por Yves Matton se ha desplazado hasta Portugal, escenario donde han completado una amplia jornada de pruebas.

Durante el lunes y el martes era el finlandés Mikko Hirvonen el encargado de rodar el DS3 WRC sobre la tierra portuguesa. Su trabajo se centró sobre todo en la búsqueda de una configuración óptima para tierra, probando diferentes set up y tratando de alcanzar un buen feeling sobre la superficie polvorienta.

Pero aquí no ha acabado el test de Citroën. Hoy mismo se ha subido al vehículo Dani Sordo, con el objetivo claro de completar kilómetros sobre una pista en la que no brilla especialmente. El piloto cántabro ha probado bastantes configuraciones, tal y como ha publicado en su cuenta de Twitter, encontrando al final del día buenas sensaciones sobre tierra. Mañana continuarán las pruebas de Dani Sordo, por lo que tendrá más tiempo para conseguir ultimar la puesta a punto del DS3 WRC.

Dani Sordo: Buenas sensaciones tras muchos cambios en la primera mañana de test.

Ver galería de imágenes: Aquí


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Dani Sordo no quiere obsesionase con la victoria 2 marzo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *