27 febrero 2012 Crónicas, Nascar

La llovizna que se abatía sobre Daytona, de la que les hablábamos hace unas horas, no ha cesado sino que ha empeorado siendo ya abiertamente una lluvia cerrada que ha obligado a posponer la carrera para mañana.

Lamentablemente no es posible que los NASCAR compitan con lluvia, así que un poco antes de la hora de inicio que se había pactado, los camiones equipados con turbinas salieron a secar la pista, aunque nuevamente ha comenzado a llover a los pocos minutos lo cual ha decretado el cierre de la carrera el día de hoy. Sin embargo, aún no hay que cantar victoria, ya que el pronóstico del clima anuncia más lluvias para el día de mañana: 70% de probabilidades en la mañana y un 40% en la tarde, por lo que se verá si la carrera puede celebrarse mañana.

Con respecto a la posibilidad de que también llueva el día de mañana, NASCAR contempla dos opciones en su reglamento: la primera, es que el evento pase al siguiente día posible sin lluvia (el martes, en este caso). El problema es que el próximo fin de semana se compite en Phoenix, por lo que sería imposible para los equipos una preparación adecuada para la siguiente carrera. La siguiente posibilidad sería reprogramar la carrera para otra fecha.

Para las estadísticas, esta es la primera vez que las 500 Millas de Daytona cambian de día por mal tiempo. De momento, la lluvia había obligado a acortar carreras en Daytona, pero nunca a suspenderlas. Habrá que estar atentos mañana por un posible cambio de fecha para la carrera, por los motivos que les he explicado anteriormente.

Vía | NASCAR


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 febrero 2012
  2. Daytona 500: la carrera comenzará a las 7 PM 27 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *