26 abril 2012 Escuderías, Fórmula 1

A pesar de todo el boom mediático que ha obtenido Mercedes-Benz por el triunfo de Nico Rosberg en el GP de China, el peligro del cual les contábamos hace poco sobre la posible retirada de Mercedes de la Fórmula 1 al no aceptar el nuevo pacto de la concordia que entrará en vigor a fin de año, no ha desaparecido.

Las malas relaciones entre el supremo de la Fórmula 1 y Mercedes-Benz, ya ha pasado a tener visos de un conflicto personal entre Ecclestone y el jefe del equipo alemán, su paisano Rosso Brawn. Por ello, Brawn no cede ni un milímetro ante las presiones del pacto de la concordia.

Recordemos que el nuevo acuerdo contemplaría premios en metálico complementarios para aquellos equipos que han ganado el título de constructores desde el año 2000, para equipos que han mantenido su denominacióndesde el año 2000, además de un bono anual para escuderías que han sido campeones durante dos o más temporadas consecutivas, desde el 2008.

He hablado con él (Brawn) acerca del tema y parece creer que el equipo ha ganado algunos títulos mundiales y unas 80 carreras desde los días de Tyrrell.

Algunos medios de la prensa alemana dan a entender que la participación de Mercedes para el próximo año está en peligro debido a esta disputa personal entre Ecclestone y Brawn. Evidentemente Brawn no va a ceder, porque es su trabajo defender los intereses de Mercedes tanto dentro como afuera de la pista, teniendo en cuenta además que las condiciones del pacto de la concordia son claramente contrarias a los intereses de sus jefes.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *