13 febrero 2012 DTM, Escuderías

Toda la plana mayor de BMW del DTM se dio cita en el circuito portugués de Estoril de martes a jueves de la pasada semana, con una maratónica sesión de pruebas en donde la marca alemana desplegó a todo su personal, plana mayor de carreras de la marca y a todos sus pilotos, para efectuar nada menos que 969 vueltas, realizando 4000 kilómetros de tests.

El regreso de BMW al DTM no quiere dejar nada librado al azar y el despliegue de una marca como ésta, con un nuevo proyecto, ha sido todo lo impresionante que os podríais imaginar en estos casos. Andy Priaulx, Augusto Farfus, Bruno Spengler, Martin Tomczyk, Dirk Werner y Marco Wittmann, se alternaron el pilotaje del nuevo BMW M3 DTM en unas condiciones climáticas que no eran las ideales.

Con una pista de Estoril cruzada por veloces ráfagas de viento, las pruebas no tuvieron descanso. Solamente se le dio prioridad a que el clima no jugara una mala pasada y se presentara lluvia, aunque las condiciones eran iguales para todos, ya que tanto Mercedes-Benz como Audi compartieron la pista con BMW.

Pero la actividad no se redujo a la pista de Estoril, ya que del otro lado del charco se encontraba Joey Hand, probando el coche que competirá en la American Le Mans Series, en la clase GT de las 12 Horas de Sebring.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *