1 julio 2012 Crónicas, DTM

Norisring es un trazado muy particular que siempre da a los espectadores carreras muy entretenidas, con bastantes peleas por posición. La carrera de este año ha tenido de todo: choques, adelantamientos, polémica y el ingrediente de la lluvia que le puso la salsa como el año pasado. Y ha sido Jamie Green quien se ha impuesto, contra el pronóstico de todos, ganando en la última curva.

La acción se esperaba para la difícil primera curva del trazado y vaya si la hubo: el poleman Gary Puffett no podía mantener la primera posición y no solo que era adelantado, sino que entraba en un trompo junto con varios pilotos gracias a las condiciones traicioneras de la pista húmeda. Paffett podía continuar en la última posición de la que ha logrado recuperarse para llegar 4°.

Con el múltiple accidente del comienzo, Ralph Schumacher pasó ha liderar la carrera, aunque la alegría no le durado mucho porque sus más inmediatos perseguidores dieron cuenta de él tanto el mismo Jamie Green, como Bruno Spengler y Martin Tomczyk alternaron el primer lugar de la carrera; en el caso de los dos últimos pilotos, seguidos con mucha atención por parte de BMW ya que hasta ese momento dominaban la carrera para la marca de Münich.

Gary Puffett no se daba por vencido y remontaba posiciones aun ritmo demoledor, gracias a la arriesgada estrategia de neumáticos, que lo hizo aguantar 55 vueltas con el mismo compuesto.

Los pilotos de BMW seguían al comando de las acciones y realizaban sus cambios de neumáticos rápidamente, logrando retener los dos primeros lugares. Cuando nos disponíamos a ver el doblete de la marca, el impresionante avance de Jamie Green doblegó a Tomczyk a una vuelta del final de la carrera. Lo increíble es que el reloj también corría y solo restaba el tiempo exacto para una vuelta más para que la carrera se diera por finalizada por límite reglamentario de tiempo de duración.

Pero todavía nos falta decirte qué pasó en la última vuelta. Spengler marchaba al frente confiado de que aguantaría el embate de Green. Pero el británico venía con neumáticos más nuevos y no dudó en cargar contra el BMW. Lo ha adelantado en la última curva y cuando ha pasado la línea la carrera superaba las 5 milésimas de segundo del tiempo reglamentario. Impresionante final.

Los españoles tuvieron actuaciones en donde nuevamente no pudieron mostrar de lo que son capaces, en parte por haberse visto involucrados en varios toques con otros rivales. Miguel Molina ha finalizado 12° y Roberto Mehri ha sido 13°.

Tiempos | DTM Spain


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *