2 julio 2010 Circuitos, Fórmula 1

f1-indianapolis.jpg

Después de peregrinar por Long Beach, Watkins Glen, Las Vegas e Indianapolis a través de la historia del GP de EEUU, la Fórmula 1 encontró su lugar. Os acordaréis que la ciudad texana de Austin se ofreció a organizar la carrera a partir del 2012 con unas instalaciones construidas expresamente para la carrera. Pero ahora Ecclestone parece preocupado de que el destino de la carrera de Austin esté condenado al fracaso.

El gran interrogante que ha rodeado a parte del mundillo de la Fórmula 1 y parte del ambiente de las carreras en EEUU, es de dónde saldrá el dinero para construir un circuito y todo lo necesario para la carrera, ya que hasta ahora, no hay indicio alguno de dinero para un gran premio al otro lado del charco. Pero Ecclestone, tan diplomático y sagaz como siempre, simplemente se ha encogido de hombros y ha dicho que si no cumplen habrá penalidades.

Eso es lo que dice el contrato. Podría resultar bastante caro para Tavo (Tavo Hellmund, cabeza de la organización). Hemos establecido algunas cláusulas de penalización, las cuales no quisiéramos usar.

Es de esperar que no estemos ante otro fiasco norteamericano como el pasado con el equipo fantasma USF1 y que la carrera de Austin pueda hacerse. Por otro lado, la empresa Full Throtle Productions, los que organizarán la carrera, comenzarán a trabajar bajo las motivadoras y esperanzadoras palabras de tío Bernie…

Vía | Crash


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *