14 diciembre 2011 Fórmula 1, Pilotos

El año que ha tenido Lewis Hamilton ha sido uno de los peores de su carrera deportiva en Fórmula 1, en eso no hay discusión. A pesar de que se decía que Hamilton tenía problemas personales, que alcanzaban lo sentimental con su novia Nicole Scherzinger, parece que el problema ha sido otro. Y es que el piloto británico ha cambiado de manager; su padre, que lo ha seguido muy de cerca desde sus inicios, fue cambiado por cierta oficina de representantes de artistas pero ha mostrado poco interés en el piloto.

Dicha oficina, llamada XIX Entertainment, tiene entre sus filas a personajes del jet-set, artistas y cantantes. Por ello, Bernie Ecclestone ha dicho que Hamilton “ha conocido a gente que no tendría que haber conocido”.

Creo que ha caído entre una gente que no es buena para él. Con su padre era diferente, me parece que no apreciaba cuánto le ayudó su padre.

Recordemos que Hamilton ha decidido hace ya meses (en marzo de este año) separar a su padre del papel de manager, debido a las nuevas obligaciones que su carrera como piloto le imponía. Hamilton ha insistido de que quiere seguir viendo a su padre “solamente como a un padre” y no como a un manager. Los malos resultados de mitad de temporada han llevado a que incluso su padre también opinara al respecto, viendo los pálidos resultados de su hijo: “su manager no está con él en todas las carreras”.

Creo que el problema de un piloto llega cuando pierde el suficiente profesionalismo como para seguir adelante. Me refiero a la desconcentración que ha tenido Hamilton por sus problemas personales. El mejor en todo, es aquel que sigue adelante a pesar de los problemas (y más si se trata de alguien que se embolsa mucho dinero por evento, como Hamilton).

Vía | Marca


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *