20 enero 2009 Fórmula 1

F1.09

Seguimos en nuestra peculiar semana de presentaciones en la Fórmula 1, esta vez nos trasladamos de Portugal a España para ver el nuevo BMW Sauber F1.09 que pilotarán Robert Kubica y Nick Heidfeld y cuyo objetivo no es otro que seguir en la línea de 2008 y ganar el mundial de la F1.

El director de BMW Motorsport Mario Theissen loconfirma:

Nuestro objetivo es seguir mejorando en relación a nuestros competidores. Con la doble victoria en Canadá y con los once podios en total, hemos marcado un listón muy alto en la temporada 2008. En 2009 queremos mantener nuestra excelente fiabilidad y, al mismo tiempo, aumentar nuestro rendimiento para siempre estar entre los primeros. Ferrari y McLaren tienen muchísima experiencia y desde hace años están rindiendo a un nivel muy alto. Nuestro equipo está motivado y quiere llegar a ese nivel, trabajando duro y con eficiencia, aplicando el enfoque analítico y sobrio que nos caracteriza. Nos enfrentamos a una tarea gigantesca, debido a los drásticos cambios que ha experimentado el reglamento, tenemos que prescindir de buena parte de la experiencia que hemos podido acumular. Antes de lo habitual, empezamos a desarrollar un coche completamente diferente. Ya en el mes de febrero de 2008 comenzaron los trabajos de diseño conceptual del BMW Sauber F1.09.


Como todos los monoplazas de este año el F1.09 difiere totalmente de sus antecesores, el frontal es más alto y mucho más ancho. El enorme deflector frontal, compuesto por tres elementos, abarca toda la anchura del coche. El alerón posterior es mucho más estrecho, tal como lo exige el reglamento y, además, es muy alto, por lo que tiene un aspecto poco habitual. Diversos componentes aerodinámicos, como las piezas de guiado del flujo de aire y las entradas de aire refrigerante, ahora tienen dimensiones mínimas. Además, también llaman la atención los pontones laterales, que tienen la parte frontal más alta.

Además de las novedades aerodinámicas para 2009 vuelven los slicks, los neumáticos sin dibujo que al tener mayor adherencia, especialmente los de las ruedas delanteras, permite desplazar el peso del coche hacia adelante, sin embargo, esta medida se opone a la inclusión de otra novedad, el uso opcional de KERS (Kinetic Energy Recovery System, sistema de recuperación de energía cinética), cuyos elementos tienen como consecuencia un peso mayor en la parte posterior del coche. La integración del sistema KERS ha sido una de las tareas más importantes, aparte de encontrar soluciones aerodinámicas apropiadas y aprovechar óptimamente las características de los nuevos slicks.

Otro aspecto importante, en el que BMW Sauber ha centrado gran parte de sus esfuerzos, es lograr que el V8 rinda fiablemente durante tres GP en vez de dos, tal como lo establece el nuevo reglamento. Además, las escuderías únicamente podrán utilizar 20 motores durante toda la temporada, incluyendo los motores empleados en las pruebas.

Vía| F1 Live


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *