21 noviembre 2011 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Vaya con las vueltas que da la Fórmula 1. Cuando Nick Heidfeld fue despedido de Lotus-Renault para darle paso a Bruno Senna, el piloto brasileño jamás se imaginó que le ocurriría lo mismo al final de temporada, teniendo que ceder el paso a Romain Grosjean. Tal es la idea de Eric Boullier.

Romain Grosjean llegaría a Lotus-Renault si Robert Kubica no puede recuperarse para volver a la actividad, según ha dicho el mandamás del equipo.

Y es que ya con Vitaly Petrov casi asegurado en el equipo francés, a pesar de que lo que ha declarado a la prensa de su país al finalizar la carrera en Abu Dhabi podría costarle el puesto, Robert Kubica no da una respuesta sobre su regreso y hay que tener asegurados a los pilotos del próximo año, aún antes de que termine esta temporada.

Vía | Planet F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *