7 abril 2012 Fórmula 1, Pilotos

La semana de Pascua no ha sido de vacaciones para Felipe Massa, que ha tenido unos días muy ajetreados en Maranello, habiendo pasado largas sesiones en el simulador y mantenido interminables reuniones con los ingenieros en busca del problema en su coche o de alguna pista por la cual el monoplaza número 2 de Ferrari es inferior al coche de Alonso.

Massa ha decidido que su esposa y su hijo estén a su lado desde el momento mismo en que el equipo haga las maletas para viajar a Pekín. El día sábado será un día de descanso para Massa, mientras se prepara para la carrera asiática y mientras algunos integrantes de Ferrari ya estén partiendo hacia China.

Raffaela y Felipinho vendrán conmigo a China; tener a mi familiar junto a mí en este viaje tan largo es siempre bonito, especialmente cuando estaremos todos juntos con mi segunda familia, que es Ferrari.

Sin duda un aliciente moral y anímico necesario para esta etapa que está pasando el brasileño, una situación que a cualquier piloto le puede tocar en suerte en algún momento de su carrera. Sin embargo, me pregunto si llevar consigo a su familia será una especie de consuelo en caso de que el equipo lo despida terminando el GP de China…

Vía | YallaF1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *