19 febrero 2013 Fórmula 1, Pilotos

alonso

Una aproximación al comienzo de temporada más optimista que la pasada temporada, es lo que se nota por parte de Fernando Alonso, tras su primera toma de contacto con el nuevo Ferrari, en la pista de Montmeló.

El piloto asturiano dialogó con la prensa al finalizar el día de pruebas, mostrándose más confiado. La base del coche de este año no difiere demasiado de la del año pasado, por lo que cabe una cierta confianza. Atrás quedan las incertidumbres del año pasado, en donde e la pretemporada se giraba a casi dos segundos del mejor tiempo.

El año pasado no sabíamos qué hacer. Fue extraño. Estábamos perdidos. Este año es diferente y lo que sucede en pista va según lo esperado. El objetivo, al principio, es no quedarnos fuera de la Q3 en las cuatro primeras carreras, algo que sucedió en 2012. Este coche es una continuación del anterior. El habitáculo es semejante, tengo el mismo asiento, los mismos pedales… Necesitamos estar en el grupo de los líderes y para eso necesitamos hacer un buen trabajo invernal. Para lograrlo, estamos probando nuevos elementos en el coche y probaremos aún más en el último test y más aún llegarán a Australia, así que el viernes allí será también muy importante.

Una buena señal, algo sobre lo que no podíamos decir lo mismo el año pasado por estas fechas, cuando Ferrari se encontraba inmerso en la duda. Nadie sabía aún por qué el coche era lento y así ha estado durante todo el año. No creo que esta temporada sea para ellos un jardín de rosas, pero como sea: no les queda otra alternativa de ir a por todas este año, antes de que rueden cabezas en la scudería.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *