29 diciembre 2011 Otras Competiciones

Va terminando el año y ya sólo nos queda recordar lo mejor de este 2011, uno de estos recuerdos debe ser la mayor subasta de coches clásicos del año, las famosas subastas del Concurso de Elegancia de Pebble Beach que siempre dejan algunas escandalosas cifras para el recuerdo.



En la edición de este año, además del glamour al que nos tiene acostumbrado, hemos podido ver algunas de las más suculentas subastas de toda su historia.
 
Parece que hay gente que no entiende de crisis y se ha dejado parte de su cartera en estas subastas.



Uno de los atractivos era un Ferrari 250 Testa Rossa, un modelo que había competido en Le Mans en 1958. Este modelo contaba con exclusividades que sin duda aumentaron su precio final, como ser el único Ferrari 250 Testa Rossa con volante a la derecha.



Si a esto le añadimos su perfecto estado tras una restauración completa, que incluía una decoración idéntica a la original, con la que el equipo NART compitió en 1958 en las 24 horas de Le Mans, el precio llegó a la nada despreciable cifra de 16,4 millones de Dólares (unos 12,5 millones de Euros), convirtiéndose de esta manera en el Ferrari más caro de la historia, que se dice pronto. De esta manera supera al anterior record de un Ferrari subastado, que estaba en manos de otro 250 Testa Rossa, pero en aquel caso “sólo” llegó a los 12,4 millones de Dólares (sobre unos 9 millones de Euros).



Otro año más Pebble Beach deja claro que siempre hay lugar para que los ricos puedan quemar su calderilla en piezas de museo con ruedas.

Vía | Ultimate Car Page


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *