11 agosto 2015 Competiciones, Otras Competiciones

Ferrari-8

Ferrari comenzó a ofrecer versiones con especificaciones GT en la época de Montezemolo, comenzando con el Ferrari 348 que competía con el potente Fiat-Abarth Strada 130TC. Tras éste, el fabricante italiano ha ido ofreciendo más vehículos de carreras en los últimos años, para el F355, el 360 Módena, el F430 y el más reciente 458 Italia. Ahora, según informan desde Top Gear, Ferrari ha confirmado la llegada de una variante GT3 del sobrealimentado 488 GTB para los próximos 18 meses.

Pero si Ferrari es fiel a su estrategia de lanzamientos de modelos de competición, el 488 Challenge deberá aparecer antes que el GT3, probablemente durante los próximos 12 meses, mientras que el segundo estará listo a principios de 2017. Además, dado que las versiones Challenge y GT3 se desarrollan al mismo tiempo, el primero (modelo con especificaciones para competir en la serie Ferrari Challenge), no debe alejarse demasiado de lo que Ferrari presente como GT3.

Ferrari-488-gtb

Aunque no todo es tan sencillo como quitar componentes del interior, reducción de peso, jaula de seguridad, neumáticos de competición y un kit aerodinámico acompañado de los reglajes de suspensión y frenos, sino que la FIA establece una serie de normas, bastante abiertas, eso sí, para la Serie GT3. Mientras que no establece un tamaño particular del motor o el diseño del vehículo, si se centra en el rendimiento de los coches, el cual está regulado para limitar la potencia nominal, el peso, la gestión del motor y la aerodinámica con el único fin de impedir que un fabricante domine en solitario toda la serie.

Siendo más específicos, la FIA impone un límite de peso para la serie GT3 que oscila entre 1.200 y 1.300 kilogramos, mientras que la potencia siempre se encontrará dentro del rango de los 500 a 600 CV. Con esto en mente, sabrás que el propulsor V8 de 3,9 litros biturbo del 488 GTB genera 670 CV de potencia máxima, por lo que las normas no se cumplirían. Las alternativas para Ferrari serían limitar la potencia del motor, prescindir de uno de los turbos, o volver al bloque V8 de 4,5 litros atmosférico que equipaba el 458 Italia.

Vía | Top Gear


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *