25 septiembre 2012 Escuderías, Fórmula 1, Opinión, Pilotos


En las últimas carreras, todos nos hemos dado cuenta que las victorias que está obteniendo Ferrari, no son por la calidad de sus coches. Sus pilotos están haciendo lo imposible para poder puntuar y además, su principal piloto Fernando Alonso, tiene la suerte como principal aliada.

La alegría de ayer, se dio básicamente por los problemas de los demás pilotos y no precisamente por el buen rendimiento de los monoplazas de la escudería italiana, que es algo muy a tener en cuenta.

Por eso, en Ferrari tienen la firme convicción de que el campeonato pasa por ganar carreras y no se pueden conformar con llegar al podio por lo que tienen que mejorar y mucho el monoplaza. Aunque el piloto español ya no tenga la presión de tener a Lewis Hamilton detrás, sigue teniendo a otros pilotos con hambre de triunfo y el colchón de puntos no es tan grande. El asturiano afirmó:

De los cuatro o cinco rivales que tenemos en el mundial, perdimos distancia solamente con uno, mientras que la mantuvimos con los demás.

En mi opinión, el éxito de Ferrari se debe a la suerte. Se ha notado que las demás escuderías se han superado, han hecho mejoras notables, que superan con creces a la escudería italiana, sin embargo, Fernando Alonso sigue líder del mundial y eso es, en parte, gracias a la suerte.

Todavía quedan seis carreras, y la prestigiosa escudería italiana ha decido ponerse las pilas; se centrarán en hacer pocas mejoras, pero bien hechas en lugar de hacer mil mejoras que al final no dan ninguna ventaja.

Esperemos que Ferrari sea capaz de mejorar sus monoplazas, porque el trébol de la buena suerte puede marchitarse y obtener resultados nefastos. Red Bull y Vettel están muy cerca y pendientes de cualquier fallo, para hacerse con el campeonato.

Via | F1aldia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *