28 diciembre 2011 Escuderías, Fórmula 1, Opinión

A medida que nos vamos acercando a las fechas de las presentaciones van trascendiendo más y más datos sobre los monoplazas de la próxima temporada. El secretismo cada vez es mayor, y rara vez se filtran fotografías de los vehículos en fase de desarrollo como sí sucedía antaño.

Para ver las novedades técnicas que presentarán los monoplazas de la próxima temporada habrá que esperar casi hasta los primeros test de pretemporada, pero mientras vamos conociendo algunos detalles como los nombres de las monturas, en este caso la de Ferrari, que retorna a sus siglas tradicionales, con la denominación “F” para sus Cavallino Rampantes.

Ferrari, que estas últimas temporadas había variado la denominación de sus vehículos, en 2009 con el F60, por los 60 años de Ferrari y la temporada pasado como 150° Italia, por el aniversario de la república italiana, retoma las clásicas siglas que dieron nombre a mitos de la escudería italiana.

Estos años han sido razonablemente malos para las escudería italiana, sin rastro de la escudería Ferrari que todos recordamos, como si hubiese perdido la escencia ganadora, como si hubiera perdido ese rumbo bien marcado hacia las victorias. En una búsqueda de esas raices, el monoplaza de la próxima temporada será bautizado como F2012 (también se baraja F12 ó F812).

El equipo quiere romper con el mal fario de las últimas campañas, parece que todo apunta a que esta temporada volverá el equipo Ferrari ganador que añoramos, con la intensión de dominar con mano de hierro un deporte con el que ha crecido de la mano.

Vía | Autosprint


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *