25 julio 2012 Fórmula 1, Normativa

La FIA nuevamente actúa tarde y vemos cómo sobre escribe las reglas técnicas de la Fórmula 1 con un nuevo parche destinado esta vez a tapar el agujero que ha provocado en la normativa el uso de un mapa motor que iba contra la reglamentación de parte de Red-Bull.

Se ha dado la aclaración al tema del mapa motor y se ha establecido que cada equipo debe presentar cualquiera de los valores de mapa motor usados en alguna de las cuatro primeras carreras del año, como referencia a tomar de ahora en adelante. Arriba de las 6.000 RPM el torque máximo del motor puede variar en +/- 2%, siempre tomando como referencia el mapa presentado de carreras anteriores. Los valores de encendido podrán variar en no más del 2,5%, nuevamente tomando como referencia el mapa motor que cada equipo haya escogido de alguna de las cuatro primeras carreras.

Caemos nuevamente en el error de no tener consistencia en la regulación. El reglamento técnico se ha vuelto tan complejo y da salida a tantas lagunas, que cada equipo se agarra de lo que puede para mejorar en algo el funcionamiento del motor y de la aerodinámica.

De todas maneras, algunos de los principales personajes ligados a los equipos siguen sosteniendo que esta vez Red-Bull no ha hecho trampa, sino que simplemente ha encontrado caminos alternativos para realizar cambios sin salirse del reglamento. Como nadie ha publicado los valores del mapa motor de los energéticos en la clasificación del GP de Alemania, nunca podremos saber hasta qué grado Red-Bull ha encontrado un camino alternativo dentro de la normativa (por no decir que ha encontrado una manera novedosa de hacer trampa).

Vía | Crash


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 julio 2012
  2. Ferrari y Red-Bull acusados de tener un sistema regulador de atura 2 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *