13 julio 2012 Escuderías, WRC

Citroën no ha sido la única marca que ha aprovechado las vacaciones de verano antes del Rally de Finlandia para probar nuevas evoluciones. En Ford también han decidido realizar un esfuerzo y dedicar el mes de julio a encontrar una configuración óptima para la segunda parte de calendario, centrada especialmente en reglajes para asfalto.

Para ello han viajado hasta Francia, en concreto se han concentrado en el Circuito de Ecuyeres en Fari, donde han tenido la ocasión de mejorar el rendimiento del Fiesta WRC en asfalto seco y mojado, aprovechando la climatología adversa vigente en la zona.

El piloto elegido para ello ha sido Petter Solberg, hombre en el que Ford ha depositado todas sus opciones para esta temporada. El noruego se ha mostrado muy contento con el comportamiento del vehículo, afirmando que cada vez son más fuertes en asfalto, esperando poder luchar contra Citroën en las próximas citas.

Hemos aprendido mucho sobre el coche. Realizamos muchos cambios y desde el punto de vista del aprendizaje ha sido fantástico. Hemos dado un gran paso adelante durante los tests.

Durante las pruebas hemos tenido la oportunidad de realizar cambios y probar cual era el resultado, repitiendo el proceso hasta saber exactamente qué elementos influyen en la velocidad. Fue Christian Loriaux quien eligió venir al circuito y fue una buena decisión, además nos ha ayudado con el pilotaje sobre mojado.

Ford ha anunciado que volverá a realizar una jornada de test el próximo 15, 16 y 17 de Agosto, divididas en dos días de trabajo en el Valle de Mosel y un día en Baumholder. El objetivo de la marca del óvalo es conseguir su primer triunfo en Alemania, desbancando el dominio de Citroën sobre asfalto.

Vía | Latulasport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *