4 diciembre 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Una de las caras más ocultas de la Fórmula 1 es el día a día de los equipos de mitad de parrilla hacia atrás. El ejemplo más claro es el de Caterham, ya que en el GP de Brasil el décimo primer puesto final de la carrera de Vitaly Petrov les ha caído del cielo para terminar el Campeonato de constructores en el décimo lugar. Gracias a ello, el equipo recibe más dinero de la FIA para la nueva temporada.

Todo esto, tiene mucho que ver en la alineación de pilotos del equipo británico. Vitaly Petrov ha ganado más posibilidades a su favor para quedarse en el equipo, empeorando cada vez más la situación de Kovalainen, quien esperaba desplazar a Petrov y permanecer en Caterham como piloto de pago. Y ahora es Giedo van der Garde quien espera desplazar a Kovalainen o Petrov.

El joven holandés, quien ha terminado quinto en el campeonato 2011 de GP2 y que ha sido piloto reserva de Caterham todo el 2012, busca su lugar en el equipo y espera con ansias los movimientos que decida Caterham para definir la alineación de la próxima temporada.

La decisión del equipo podría tener varios caminos: o se queda con la misma alineación del 2012, Kovalianen y Petrov, o se lleva a un piloto que pague por pilotar, manteniendo a Kovalianen como piloto con salario, además de que bien puede despedir a Kovalainen y alinear a dos pilotos que paguen, como Petrov y van der Garde.

Al holandés le tocará la parte más difícil, en espera de noticias positivas, a pesar de que su manager ha pedido una aclaración al equipo. Los responsables de Caterham han contestado que la decisión requerirá algunos días más y que van der Garde todavía tendrá que esperar.

Vía | Speed


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *