13 noviembre 2010 Fórmula 1, Pilotos

Jaime Alguersuari con Toro Rosso

Los pilotos de Toro Rosso han tenido en Yas Marina una lucha que hubieran preferido evitar: se han jugado entre ellos la última plaza que les eliminaba en la Q1. Jaime Alguersuari ha salido vencedor, siendo la quinta vez consecutiva en la que supera a Sebastien Buemi, así que, en ese sentido, estaba contento.

A la finalización de la sesión Alguersuari no ha hecho unas breves declaraciones sino que ha escrito toda una carta en la que valora su trayectoria en este primer año de F1 o su maduración dentro del gran circo pero, sobre todo, agradece a Toro Rosso el trato recibido y anuncia a todos que aunque las cosas no le vayan mal, su objetivo como deportista es estar mucho más arriba.

Pensamos que merece la pena leer las declaraciones del piloto español y por eso os las dejamos a continuación:

Al acabar la sesión me han venido a la cabeza varios sentimientos contrapuestos. Desde que empecé a correr en karts y monoplazas, he alimentado mi determinación con la idea de ganar.

Hasta llegar a la F-1, en los karts, en la F-Renault, en el British F-3 o en las World Series, una temporada se componía de buenos y malos momentos. Los buenos, cuando ganabas; los malos, cuando no se conseguía el podium.

Aquí en F-1 estoy en un equipo fantástico, Toro Rosso, con un colectivo humano inmejorable, pero tenemos las limitaciones técnicas que justo permiten soñar con algún punto.

Hoy todos me felicitan porque he terminado la última calificación del año de nueva delante de mi compañero, el excelente piloto suizo Sébastien Buemi.

Ha sido una lucha muy dura con él que empecé perdiendo por 10-0 a partir de marzo, y casi logro empatar al final del año, con 11-8, las cinco últimas consecutivas.

Pero estos datos, que seguramente agradan a mis jefes en Red Bull y Toro Rosso, que supongo reflejan mi maduración y mi crecimiento en 27 Grandes Premios desde que debuté en Hungría hace un año, no me producen la alegría que tenía cuando ganaba en la F-3 británica, en las World Series o en la F-Renault 2.0.

Mi jefe técnico en Toro Rosso, Giorgio Ascanelli, me ha pedido disculpas por no haberme montado la versión ‘option’ (ruedas blandas) en la Q2.

Probablemente hubiera rebajado un par o tres décimas más, lo que hubiera significado clasificar, como mucho, el 15º.

También Toro Rosso se disculpó con mucho afecto en Corea cuando se enganchó la pistola neumática en mi parada en boxes, o en Singapur cuando se rompió la bomba de agua y perdimos todos muchos puntos.

Pero yo sueño conducir algún día un monoplaza que me permita, no luchar por un punto o esperar el agua y meteorología adversa para lograr más puntos, sino estar en los puntos, siempre.

Supongo que todo aquel que está en la F-1 debe pensar como yo.

Creo que me estoy ganando el afecto y el respeto del colectivo de la F-1 y, en especial, de Toro Rosso y Red Bull.

Creo que lo que expresa mejor mis sentimientos hoy es manifestar mi profundo agradecimiento a Red Bull por haber creído en mí en 2009, por haber creído en mí en 2010 y por creer en mí en 2011

Lo cierto es que este año el Toro Rosso no ha sido tan competitivo como en el pasado pero el balance de Alguersuari debe ser positivo porque, entre otras cosas, esta temporada tenía mucho que aprender y ha tenido la oportunidad de hacerlo además de haber sumado sus primeros puntos en la Fórmula 1.

En el futuro ya se verá que puede hacer con este coche porque imaginamos que el objetivo de Jaime será ganarse un asiento en un monoplaza más competitivo a la vez que sueña con intentar ocupar el preciado hueco que Mark Webber puede dejar cuando previsiblemente abandone Red Bull a finales de 2011 (no hay que olvidar que Toro Rosso es parte de la estructura de Red Bull). El problema es que se nos antoja que ese volante tendrá a muchos candidatos al acecho.

Más Información | GP de Abu Dhabi
Vía | The F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *