14 noviembre 2010 Crónicas, Fórmula 1

Vettel

Sebastian Vettel acaba de convertirse en el Campeón del Mundo más joven de la historia de la Fórmula después de ganar el GP de Abu Dhabi. Su victoria y un conjunto de circunstancias bastante inesperadas que han llevado a Alonso y Webber hasta la séptima y octava plaza han permitido al alemán hacerse con un campeonato que tenía francamente complicado.

Para entender el por qué de lo que hemos visto en Yas Marina y por qué Fernando Alonso no se ha proclamando campeón del mundo hay que analizar un cúmulo de circunstancias que no entraban en ninguno de los pronósticos.

Al piloto asturiano le interesaba una carrera tranquila y sin sobresaltos pero desde el principio no ha sido así. En la salida, Ferrari esperaba que los McLaren avanzaran posiciones. Eso se cumplió sólo a la mitad porque Button adelantó a Alonso pero Hamilton no pudo hacer lo mismo con Sebastian Vettel.

Esa situación estaba controlada en Ferrari que tenía pensado adelantar a Button en el pit stop pero un accidente en la primera curva entre Schumacher y Liuzzi provocó la salida del safety car y cambió por completo todas las estrategias.

Y es que la salida del coche de seguridad fue aprovechada por muchos pilotos que no tenían opciones para cambiar neumáticos y arriesgar con las estrategias en busca de un buen resultado. Esto provocó que algunos pilotos como Petrov fueran claves para el desenlace del campeonato, pero ese es algo que os contaremos un poco más adelante.

Cuando el coche de seguridad se retiró, Vettel se fue directo hacia el triunfo con Hamilton pisándole los talones pero sin posibilidad de adelantarle. Por detrás, Mark Webber fue el primero en entrar al box y ahí se produjo otro momento clave de la carrera porque Ferrari copio la estrategia del australiano para defenderse de él pero esa decisión fue a la postre un desastre.

Y es que cuando Alonso y Webber volvieron a la pista se encontraron con mucho tráfico y se colocaron por encima del décimo puesto. Por delante, muchos pilotos tenían que parar pero había otros como Petrov que ya habían entrado y que se convirtieron en un problema. Tan grande fue el problema de Petrov para Alonso que intentó adelantarlo durante más de 30 vueltas pero le fue completamente imposible.

Siendo incapaces de adelantar, a Alonso y Webber se le esfumaban las opciones de triunfo que pasaban a depender de un fallo de los pilotos de adelante. Vettel ni cometió este fallo ni tuvo problemas mecánicos así que ganó sin problemas ya que Hamilton también perdió mucho tiempo intentando adelantar a Kubica y se tuvo que conformar con el segundo puesto.

El tapón que Petrov estaba haciendo a Alonso ayudó a Kubica que ganó tiempo suficiente como para poder hacer su entrada a boxes sin problemas y mantenerse en las primeras posiciones.

Por detrás, Alonso se veía incapaz de superar a Petrov y ya sólo dependía de un error de Vettel que no cometió y que impidió al asturiano hacerse con su tercer título mundial.

Aunque la lucha por el campeonato ha sido lo más relevante, no se nos puede olvidar que Alguersuari ha sido noveno y ha sumado dos puntos.

Tiempo tendremos ahora para el análisis pero lo cierto es que nadie esperaba un desenlace como este.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 noviembre 2010
  2. Sebastian Vettel es campeón en Abu Dhabi 15 noviembre 2010
  3. ¿Qué tiene que ocurrir para que Sebastian Vettel sea campeón del mundo en Singapur? 20 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *