24 julio 2011 Crónicas, Fórmula 1

McLaren ha ido de menos a más en el GP de Alemania y tras un viernes decepcionante y un sábado esperanzador, han culminado el fin de semana con una victoria de Lewis Hamilton. El piloto inglés firmó una carrera brillante y se hizo con el primer cajón del podium en el que estuvo acompañado por Fernando Alonso y Mark Webber, segundo y tercero respectivamente.

Al que no le fueron tan bien las cosas ante su público fue a Sebastian Vettel. El piloto alemán ha firmado su peor resultado del año siendo cuarto. Sin embargo, la pequeña pérdida de puntos sufrida por el actual campeón del mundo resulta casi insignificante de cara al título ya que tiene 216 puntos por los 139, 134 y 130 de Webber, Hamilton y Alonso.

La agresividad de Hamilton en las salidas está fuera de toda duda y estaba claro que el alemán iba a atacar a Webber en la salida. Además, el piloto australiano salió bastante mal y eso permitió al de McLaren pasar en primera posición por la primera plaza. Por detrás, Fernando Alonso también arriesgó y tras no salir del todo bien arriesgó y superó a Vettel en la primera curva.

Durante los primeros compases de la carrera Hamilton y Webber intentaron escaparse mientras que por detrás Vettel y Alonso se adelantaron entre sí tras un trompo del primero y una pasada del segundo en una curva. Poco a poco la situación en cabeza se fue aclarando. Hamilton, Webber y Alonso tenían mejor ritmo y se distanciaron de sus perseguidores mientras que por detrás Vettel tenía problemas y quedaba enzarzado en una lucha con Massa que duraría toda la carrera.

Por delante, el baile de paradas en boxes permitió a Alonso superar a Webber mientras que Hamilton demostraba que tenía mejor ritmo que sus dos oponentes y se colocó como líder. La lluvia que en teoría iba a caer sobre Alemania no apareció finalmente así que los tres pilotos fueron a una estrategia de tres paradas que no cambió las cosas porque Hamilton iba muy rápido tanto con los neumáticos duros como con los blandos y Alonso vio que era imposibles alcanzarle.

Por detrás, Felipe Massa firmó una buena carrera y estuvo ocupando la cuarta posición hasta la última vuelta. Tanto el brasileño como Vettel debían entrar a hacer su última parada para poner los neumáticos duros pero esperaron a la última vuelta y se jugaron esa posición en el box. Allí, los mecánicos de Red Bull fueron más rápidos que los de Ferrari y eso permitió a Vettel conseguir la cuarta posición.

En cuanto a Jaime Alguersuari, comentar que se quedó fuera de los puntos al acabar en la duodécima posición. Aunque la táctica habitual del catalán le permitió avanzar algunas posiciones, al Toro Rosso le faltó ritmo y no pudo llegar a la zona de puntos.

Los tiempos de la carrera fueron los siguientes:

Vía | GP de Alemania en Altas Pulsaciones


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *