19 marzo 2016 Fórmula 1

Max Verstappen en Australia

Mercedes no descubrió todas sus cartas durante la pretemporada pero todos teníamos claro que sería diferente en el GP de Australia. Así lo demostró Lewis Hamilton en la primera sesión de clasificación de la temporada en la que fue muy superior apuntándose su primera pole position de la temporada.

Nico Rosberg cedió más de tres décimas con respecto a su compañero de equipo y fue segundo por delante de los Ferrari de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen que siguen lejos de los Mercedes a pesar de que sus expectativas eran más altas. El papel de los pilotos españoles fue bueno ya que Carlos Sainz saldrá desde la 7ª posición y Fernando Alonso desde la 12º.

Poco espectáculo con el nuevo sistema de clasificación

El nuevo sistema de clasificación era protagonista en esta primera sesión oficial de la temporada en la que la lluvia no hizo acto de presencia reduciendo las posibilidades de sorpresa. Este formato nos deparó una Q1 intensa y caótica con bastante actividad en pista y en los boxes ya que muchos equipos se veían obligados a montar nuevos juegos de neumáticos y devolver a sus pilotos a pista para mejorar tiempos conforme había más goma en el trazado. Sin embargo en la Q2 se vio mucha menos emoción y la Q3 fue mucho peor que con el anterior formato porque apenas si hubo actividad en pista en los últimos 7 minutos de sesión.

Mercedes manda en Albert Park

Daniil Kvyat fue protagonista en la Q1 porque tuvo problemas con su Red Bull que le dejaron fuera. Le acompañaron en la zona de eliminación los pilotos de Haas y Manor tal y como se esperaba además de los hombres de Sauber. Sainz vivió momentos de tensión porque no sabía si su tiempo era válido así que montó un nuevo juego de neumáticos para dar otra vuelta que finalmente abortó aunque ya había dejado ese juego en condiciones menos óptimas.

La Q2 comenzó con pelea entre los hombres de Renault con Palmer, el debutante, superando a Magnussen. A partir de ese momento poca emoción en pista porque este sistema no consigue que los pilotos que están al borde de la eliminación estén en pista. Normalmente su momento de eliminación les pilla en el box porque no hay tiempo para hacer varios intentos o directamente sin opción de acabar su vuelta lanzada así que abortan y no se ve nada de espectáculo.

Al menos Carlos Sainz nos dejó una gran vuelta que le mandó a las primeras posiciones mientras que Fernando Alonso acababa 12º y contento porque cree que puede alcanzar la zona de puntos en la carrera del domingo. También cayeron eliminados en esta tanda Button, Pérez y Hulkenberg aunque este año solo pasan a la Q3 ocho coches en lugar de diez.

Muy poca pelea en la Q3

La Q3 debía ser el momento en el que viéramos algo de pelea y esfuerzo por parte de Hamilton que había ido avanzando sin problemas en todas las tandas pero no fue así. El inglés marcó un gran tiempo al inicio de sesión y solo volvió a salir para rebajarlo a falta de unos minutos para el final cuando Rosberg buscaba la segunda plaza que en esos momentos estaba en manos de Vettel.

Carlos Sainz Jr. en Melbourne

La pelea en esta sesión fue mínima y en los 7 últimos minutos solo vimos pilotos bajando de los coches y preparándose para la rueda de prensa. El motivo era que no podían mejorar sus tiempos porque iban cayendo eliminados y porque las diferencias eran amplias por ejemplo entre Mercedes, Ferrari y el resto. Al menos se vio una buena vuelta de Max Verstappen que se colocó 5º por delante de Felipe Massa y Carlos Sainz que tuvo un pequeño error en el último sector de su última vuelta.

Estos fueron los tiempos de la sesión:

GP de Australia - Tiempos clasificación

Fotos | Mercedes y Toro Rosso
Tiempos | Formula1.com


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *