16 marzo 2013 Fórmula 1

Ha comenzado la actividad oficial de la Fórmula 1 en Melbourne, con una sesión de clasificación bastante accidentada debido a la lluvia torrencial que se ha abatido sobre el circuito de Albert Park. Los comisarios tomaron la decisión de suspender la segunda y tercera parte de la clasificación, luego de haber hecho la Q1 en condiciones casi extremas, por lo que ambas sesiones que aún quedan por disputarse se celebrarán mañana.

En medio de estas condiciones, Nico Rosberg logró hacer el tiempo más rápido en la Q1 pasada por agua, mientras que Fernando Alonso y Romain Grosjean han sido segundo y tercero. Sergio Pérez ha colocado cuarto al McLaren y Mark Webber ha sido quinto. Felipe Massa, Sebastian Vettel, se colocaron sexto y séptimo. Lewis Hamilton ha terminado en el décimo puesto.

Como era de suponer, esta no sería una sesión que acabara con todos los coches enteros. Entre los que les ha tocado besar las defensas, contamos a Esteban Gutiérrez o al mismo Lewis Hamilton. La gran sorpresa entre los eliminados, ha sido Pastor Maldonado, uno de los favoritos a dar batalla por los primeros puestos.

Cuando nos aprestábamos a ver la Q2 y Q3, la lluvia llegó impiadosa sobre la pista, por lo que los oficiales tuvieron que decidir si formaban la parrilla de salida con los resultados de la Q1, o suspendían hasta mañana la Q2 y Q3. La decisión de pasar hacia mañana la Q2 y Q3 fue resistida por muchos jefes de equipo, pero apoyada por la mayría de los pilotos. Entre quienes querían que se formara la grilla con la Q1, naturalmente se encontraba Martin Whitmarsh, ya que sus pilotos de McLaren alcanzaban posiciones medianamente buenas en medio del caos, considerando que sus coches comenzaron con mal pié las pruebas previas.

El único antecedente de una clasificación suspendida para el domingo, podemos encontrarlo en los grandes premios de Japón de 2004 y 2010, gracias a sendas lluvias torrenciales que se abatieron en Suzuka. Quedan los interrogantes de saber qué hubiera pasado si la parrilla se hubiera armado con los resultados de la Q1 y por qué se insiste en no clasificar o competir cuando la lluvia es muy intensa, visto que los pilotos y los coches deberían estar preparados para cualquier condición de pista, salvo si en vez de pista tenemos un río en vez de asfalto.

En fin, esta discusión podría dar para mucho y estoy seguro que será una decisión muy discutida, sea el resultado que sea el de la carrera. Para mañana no se espera precisamente sol, de modo que las dos sesiones que restan podrían ser celebradas también bajo la lluvia, al igual que la carrera.

El día de mañana, la clasificación comenzará a las 1:00 de la madrugada en España, las 11:00 horas de Melbourne. Si te vas de copas, hazte un hueco para la clasificación y para la carrera o quédate en casa y prepárate para una larga noche.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 marzo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *