22 febrero 2011 Fórmula 1, Historia

bahrein-gp.jpg

La suspensión de la carrera de Bahréin será la primera carrera suspendida por motivos políticos de la historia de la Fórmula 1, aunque la política ya ha estado presente casi desde el inicio, con el famoso secuestro de Juan Manuel Fangio, en ocasión de celebrarse el GP de Cuba de 1958.

Pero hubo otras carreras que tampoco se celebraron en el pasado, cuando en la Fórmula 1 los movimientos internos eran mucho más serios que ahora. El GP que se celebró en el Jarama en 1980, o el GP de Sudáfrica de 1981, fueron los dos desplantes más sonados que los seguidores de la Fórmula 1 tuvimos ocasión de vivir a través de su historia.

Más recientemente, aquella carrera vergonzosa que fue el GP de EEUU del 2005, en Indianapolis, marcó el comienzo del fin de la intransigencia de la FIA, cuando todo intento de organización de equipos o pilotos era menospreciado. Las épocas de la FOCA habían pasado, pero la FIA no podía evitar que solamente 6 coches tomaran la salida en aquella carrera, mientras el resto se retiraba en masa después de la vuelta de formación.

La Fórmula 1 siempre ha estado al margen de la política internacional y hasta resulta extraño que solo hasta ahora se haya visto involucrada, como en Bahréin.

En lo deportivo, esto daría una oportunidad de más días de preparación a los equipos con menos recursos y a los pilotos con menos kilómetros recorridos arriba de un coche de Fórmula 1. En lo monetario, ni siquiera la suspensión de Bahréin va a amedrentar a tío Bernie. Después de todo, el Medio Oriente y Asia han resultado ser lugares relativamente seguros para sus bolsillos y el británico seguirá embolsándose el dinero que le toca, se celebren o no las carreras que se tenían previstas, haciendo valer la cláusula de cancelación.

Vía | El Mundo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *