23 noviembre 2013 Crónicas, Fórmula 1

GP de Brasil Clasificación

Los pronósticos del clima no fallaron. Ha llovido en Interlagos mucho más de la cuenta y esto ha motivado retrasos, accidentes y la suspensión por 20 minutos de la Q3. Pero entre semejante pandemonium, Sebastian Vettel ha sacado un tiempo que lo coloca en la pole. Nico Rosberg ha confirmado el buen trabajo hecho hasta ahora en pista mojada y saldrá mañana a un lado del campeón, mientras que Fernando Alonso da la sorpresa al colocarse tercero para la salida de mañana.

Es llamativa la diferencia que ha sacado Vettel con respecto a Rosberg: más de medio segundo. Aquí las condiciones no han sido fáciles, pero el Red-Bull sigue siendo un monoplaza imbatible en toda condición. Los demuestra la vuelta lograda de 1:26.479, luego de que tanto Webber, como Rosberg y Alonso estuvieron muy cerca de arrebatarle la pole al campeón.

Comenzábamos la sesión con un cielo muy encapotado que no hacía más que presagiar lluvia. Los equipos tenían todos los ojos puestos en sus radares meteorológicos, por lo que todo el mundo sabía que el día no sería nada tranquilo. A la habitual salida inicial para la Q1 casi desierta, en esta ocasión nos encontramos con muchos monoplazas esperando luz verde en el semáforo de salida de la calle de pits; y es que era vital rodar de los primeros, para intentar hacer un tiempo decente antes de la lluvia.

Uno de los primeros en marcar el primer registro ha sido Lewis Hamilton, con buenos cronos de Vettel, Rosberg y Nico Hulkenberg. Sin embargo, la lluvia tan temida no tardaba en aparecer, con la mayoría de los pilotos girando con el compuesto intermedio. En cuanto a las caídas no ha habido demasiadas sorpresas, tal vez la de Maldonado, superado por la recuperación de Jean-Eric Vergne.

Para la Q2, las condiciones de lluvia continuaban. Vettel era de los primeros en girar más rápido, con un tiempo de vuelta que mantendría por largo rato. Más tarde Fernando Alonso lograba escalar a la segunda posición, mientras que Hamilton y Grosjean también mantenían un buen ritmo, aunque sin presionar al alemán… de momento; porque Romain Grosjean lograba mejorar y colocarse arriba, justo en momentos en que Sergio Pérez perdía el control del inestable McLaren y se iba contra las barreras de la curva cinco. Quedarían para el sprint final los dos Red Bull, los Ferrari, los Toro Rosso, un Lotus, un Sauber y los Mercedes.

La Q3 marcaría el momento más aciago del día para la organización de carrera, ya que la lluvia se hizo más intensa y la pista estaba inundada en varios sectores. La FIA decretaba una espera de 10 minutos para que mejorasen las condiciones y el coche médico ha dado varias vueltas para evaluar la pista. Pasados los 10 minutos, los comisarios decidieron esperar otros 10 minutos, con la esperanza de que se calmase la lluvia. Ahora llovía, pero con un poco menos de intensidad.

En estas condiciones de espera y de clima, los pilotos se agolpaban a la espera de la bandera verde, queriendo girar antes que nadie. Los compuestos se cambiaban apresuradamente a extreme rain. Mark Webber lograba establecer el primer tiempo más rápido, pero Rosberg no tardaba en mejorarlo, seguido unos segundos después por Sebastian Vettel. Mitad de la Q3 y Romain Grosjean logra ser nuevamente primero.

Sin embargo, los Red-Bull iban a sacar al fin todo lo que habían guardado. Primero fue Webber quien nuevamente se establecía en la pole provisional, pero Vettel no tardaba en romper los relojes con lo que sería la vuelta más rápida del día. La batalla por el segundo lugar se ponía más interesante, ya que Nico Rosberg mejoraba y se ponía segundo, pero Fernando Alonso lograba un segundo puesto parcial; no tardaba mucho Rosberg en mejorar el tiempo del asturiano. Ya no había tiempo de hacer mucho más.

clasificacion-brasil

Tiempos | Formula 1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 noviembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *