15 abril 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Jenson Button lo tenía todo a pedir de boca para una tercera parada en pits que le abriera el camino al triunfo, pero un problema con su rueda trasera izquierda le hizo perder 9 segundos dentro de los pits, que resultaron decisivos en sus pretensiones de luchar con Rosberg.

Luego de la demorada parada, el británico tuvo que salir en medio del grupo y en medio de una cerrada lucha con varios rivales. Recuperar terreno en esas condiciones hacía las cosas mucho más complicadas y la misión no era fácil; entre los que había que superar se encontraban Raikkonen y nada menos que los dos Red-Bull.

Con Raikkonen el duelo fue intenso, pero la resistencia ofrecida por el finlandés fue casi nula debido al degradado de neumáticos (perdió 12 posiciones en dos vueltas). Con Webber y sobre todo con Vettel tuvo que emplearse a fondo para adelantar, aunque los Red-Bull estaban prácticamente en las lonas y con Grosjean lo hizo en una zona casi imposible del circuito.

Se pudo haber perdido una oportunidad clara de ganar, pero el campeonato es largo; Button lo ha tomado con calma, sabiendo que McLaren ocupa ahora la cabeza del campeonato y que Hamilton ha terminado detrás; que el coche responde bien tanto con neumáticos gastados, como con neumáticos nuevos, por lo que el desgaste no es tan sentido por el coche. Tal vez Button se sienta un poco desilusionado ahora, pero el futuro de McLaren es brillante y él puede sacar mucho provecho de carreras con más altas temperaturas como Bahréin.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *