15 abril 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Como os contábamos en nuestra crónica del GP de China, la alegría en Mercedes no ha podido ser completa debido al grave error que han cometido en el pit lane y que ha obligado a abandonar a Michael Schumacher. Por si fuera poco, la FIA les ha multado por el incidente aunque a buen seguro les duele más la sensación de haber perdido un podium posible que estos pocos euros teniendo en cuenta el presupuesto que se mueve en la F1.

El problema del que os hablamos llegó en la primera parada en el box de Michael Schumacher. El alemán recibió la señal de que podía volver de nuevo a pista pero el mecánico encargado de ello no se percató de que su compañero que intentaba montar una de las ruedas traseras no había terminado su trabajo. Lógicamente, Schumacher retomó la marcha mientras que el desconsolado mecánico hacía gestos de que no debía salir y se echaba manos a la cabeza sabedor de que el desenlace no podía ser otro que el abandono del alemán.

A la finalización de la carrera, la FIA estudió esta situación y decidió multar con 5.000 euros a Mercedes por poner en peligro la seguridad de la carrera. Al mismo tiempo, tuvieron en cuenta que Schumacher se retiró en cuanto se percató del problema, lo que fue un atenuante que evitó una multa más elevada.

Tras su retirada, Schumacher habló de esta situación y lo cierto es que se lo tomó con bastante calma y lo aceptó como cosas que pasan:

Vi humo y pensé que era mejor parar el coche antes de dañarlo seriamente. No estoy enfadado, es parte del juego. Lo siento por uno de los mecánicos, que supongo que se sentirá culpable

Y es que será que la edad y la experiencia han suavizado el carácter de el Kaiser.

Vía | Cardanddriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *