14 abril 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

La sospecha de que el desarrollo del campeonato de Fórmula 1 de este año podía ser muy diferente al del año pasado es ya todo un hecho. Tan solo tres carreras han sido suficientes para demostrar que el escenario ha cambiado y la mejor muestra de ello la vemos en Sebastian Vettel que ha pasado de arrasar en todas las sesiones de clasificación a no ser capaz de pasar de la Q2 tal y como ocurrió este sábado en la clasificación del GP de China.

Durante la temporada 2011, el equipo Red Bull consiguió 18 de las 19 poles en juego y de los últimos 40 grandes premios, los de la bebida energética habían conseguido 33 poles. Sin embargo, este año todo es distinto, el equipo ha perdido su superioridad y en China ha colocado a Webber en la séptima plaza, sexta tras la sanción a Hamilton, y a Vettel en la undécima a pesar de que el alemán ha confesado que no ha habido errores ni problemas mecánicos en su monoplaza.

Vettel, que había conseguido las tres últimas poles en China, no tenía la misma configuración de monoplaza que Webber. El australiano optó por una configuración de escapes más actual mientras que Vettel prefirió una versión anterior que le fue bien en los libres pero que no ha funcionado tan bien en la sesión oficial de clasificación:

Simplemente, no hemos sido lo bastante rápidos. No fue lo bastante bueno, es así de simple. No había nada mal y me sentí cómodo con el coche, pero se esfumaron las dos últimas décimas de segundo de este resultado. Desgraciadamente, no fue suficiente

Opté por esta solución el viernes por la tarde simplemente porque me sentía más cómodo con esta versión. Esta mañana no sentí lo mismo, así que, por supuesto, empiezas a pensar. Por la tarde hoy ha vuelto a mejorar, pero desafortunadamente no lo suficiente. En retrospectiva es siempre fácil lamentarse de una decisión equivocada, pero esa decisión era la correcta para mí en ese momento. Por supuesto, tendremos que sentarnos y mirar el asunto para evitar esta situación en el futuro

Bien, al final la distancia no era insuperable, pero simplemente no ocurrió así. No hemos sido bastante rápidos. No me quiero quejar del coche. De hecho, estoy bastante contento con él. Hice tiempos casi idénticos en mis tres vueltas, lo que obviamente significa que no hay margen de mejora. Es un pena porque, como he dicho antes, me sentía bien con el coche

A Vettel no le queda más remedio ya que pensar en la carrera donde espera remontar posiciones:

Será una larga y exigente carrera, así que debería tener varias oportunidades para mejorar la posición. Pero, por supuesto, es siempre más fácil empezar delante y permanecer ahí. Tengo un nuevo set de neumáticos, así que puedo empezar con cualquiera de ellos y es probablemente lo único positivo de esta situación. Podría hacernos la vida un poco más fácil mañana

Lo cierto es que resulta interesante ver al campeón del mundo en este tipo de situaciones para ver que tal se desenvuelve. Sus dos títulos han llegado con un monoplaza infinitamente superior que le permitía obtener la pole, salir bien y liderar las carreras de principio a fin sin meterse en problemas. Sin embargo, ahora le toca remontar, mantener los tiempos templados y pelear por adelantar posiciones así que habrá que ver cómo se desenvuelve después de que ya nos haya dejado algunos ejemplos de nerviosismo como el incidente que tuvo con Karthikeyan en Malasia.

Vía | Cardanddriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *