11 mayo 2012 Escuderías, Fórmula 1

Por primera vez en el año, se ha decidido que los equipos tengan que usar para el próximo GP de España, neumáticos cuyos compuestos no son consecutivos, lo cual no solamente que va a complicar un poco la estrategia de los equipos, sino que además le pondrá un poco más de emoción al fin de semana.

Los compuestos autorizados son los blandos PZero (amarillos) y duros PZero (plata). La elección de Pirelli también ha tenido en cuenta que la carrera se podría disputar con un calor elevado, aunque existe la amenaza de lluvia.

Los cambios estratégicos y las calculadoras en mano estarán a la orden del día, con un circuito que resulta siempre complicado para los pilotos; con 4.655 metros de extensión, en el que hay 16 curvas, la mayoría de ellas a la derecha, seguramente los ingenieros tendrán que aplicarse al máximo para sacar adelante una carrera que promete ciertas complicaciones.

Por otro lado, y como nos imaginábamos, el DRS será aplicado en la recta principal por un espacio de 750 metros. Su punto de detección estará ubicado entre las curvas 15 y 16, las dos últimas curvas antes de entrar en la recta de meta.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *