23 junio 2012 Crónicas, Fórmula 1

Con el cielo despejado y una temperatura mucho más calurosa que ayer, los veintidós monoplazas que conforman la parrilla de la Fórmula1 han completado la última sesión de entrenamientos libres en el circuito de Valencia; el último escalón antes de la QP.

La igualdad ha vuelto a ser la tónica de esta FP3, hasta el punto que todos los pilotos han aprovechado el mismo momento para montar los neumáticos blandos, con el consecuente tráfico que no les ha permitido hacer un tiempo “en condiciones”. Jenson Button, que paró el crono en 1:38.562 fue el que mejor aprovechó la ocasión.

Romain Grosjean fue el primero de los punteros en montar el compuesto más blando, por lo que estuvo varios minutos liderando la tabla. Mientras tanto, el resto de pilotos se “entretenía” con stints algo más largos y con gomas duras. No fue hasta los últimos compases cuando todos optaron por dejar las duras para montar las blandas y, así, lograr un tiempo que les auparan arriba.

Y claro, hubo tráfico, por lo que los tiempos no son los reales, ni tienen demasiado valor. Habría que atenerse a datos telemétricos para saber realmente qué tal se comporta cada coche con los blandos sobre un asfalto con más de 34 grados.

A pesar de todo esto, nuevamente media parrilla está en el mismo segundo: hasta Bruno Senna, decimocuarto clasificado, solo hay 981 milésimas. No cometer errores en la QP va a ser vital.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *