5 julio 2012 Circuitos, Fórmula 1

Llega el GP de Gran Bretaña en un escenario muy particular, lo que muchos llaman “la catedral del automovilismo”, el legendario Silverstone. Y si bien el circuito merece ser mencionado por todo su historial en la Fórmula 1, el clima lo afecta como a cualquier otro. Y para este fin de semana vamos a tener condiciones muy variadas, con algunas lluvias que amenazan a Silverstone.

El día de mañana están pronosticas hasta un 70% de lluvias, por lo que las pruebas libres tendrán que ser disputadas con pista mojada. Probablemente sea de gran ayuda para algunos pilotos, ya que para la clasificación del día sábado hay un 50% de probabilidades de lluvia, por lo que al parecer podríamos tener una clasificación al rojo vivo.

El día de la carrera tendremos un poco menos de probabilidades de lluvia, con un 40%. La temperatura del circuito se mantendrá estable a lo largo de todo el fin se semana, así que el mayor problema parecen ser las lluvias que suelen caer en esta parte de Gran Bretaña. Y vaya si tenemos antecedentes de mal clima para esta carrera: por mencionar una edición malograda, en 1975 la carrera británica tuvo que ser suspendida con bandera roja, casi todos los pilotos se habían salido de la pista a causa de una torrencial lluvia.

Esperemos que no sea el caso para este año, pero lo cierto es que la lluvia iguala las posibilidades de pilotos que por lo general no pueden estar en los puestos de cabeza.

Vía | Weather Channel


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *