9 septiembre 2012 Fórmula 1, Opinión, Pilotos

Junto a Hamilton, Fernando Alonso ha sido el otro gran beneficiado de los problemas del equipo Red Bull. El piloto de Ferrari ha completado una remontada épica que le ha valido para volver a poner tierra de por medio en el mundial de pilotos, después de su abandono en Bélgica y de los problemas sufridos en la clasificación del Gran Premio de Italia, la suerte vuelve a sonreír al asturiano.

Catalogada como una carrera muy complicada, Alonso conseguía remontar desde la décima plaza, acumulando durante el transcurso de la prueba adelantamientos memorables, que unidos a los problemas en el alternador de los monoplazas vitaminados, daban a Fernando un resultado bastante mejor de lo esperado, que lo afianza en lo alto de la clasificación general, con 37 puntos sobre Lewis Hamilton, segundo clasificado.

Muy contento. La carrera es siempre impredecible, sobre todo este año. Empezamos en la décima posición, pero esta vez sabíamos que no teníamos el décimo coche más lento por decirlo de alguna manera, teníamos uno de los más rápidos como ayer demostramos en la crono. Sabíamos que teníamos la posibilidad de ganar posiciones y las dos primeras vueltas iban a ser fundamentales.

Arriesgué todo lo que pude en la salida, y en los adelantamientos a Di Resta, a Raikkonen, a Schumacher, porque sabía que me estaba jugando la carrera en esas dos primeras vueltas. Todo salió bien, y a partir de ahí alguna lucha también con Sebastian y al final con Felipe y con Sergio. Un podio con sabor a victoria por las coincidencias que se dieron también en carrera: el abandono de los Red Bull, etcétera nos hacen un domingo casi perfecto.

Vía | Caranddriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *