5 septiembre 2012 Fórmula 1, Opinión, Pilotos

Que la temporada de Lewis Hamilton está siendo un fracaso, no se nos escapa a ninguno. El ex-campeón del mundo está a casi 50 puntos de liderato, y si bien ha conseguido dos victorias, los 3 ceros que ha cosechado están lastrando su rendimiento.

Con el mundial prácticamente perdido, el objetivo de Hamilton es conseguir una victoria en aquellos circuitos en los que no ha conseguido alzarse con el triunfo. Uno de estos circuitos malditos es el mítico trazado de Monza; la mejor posición cosechada por el piloto inglés en tierras italianas fue un segundo puesto logrado en 2007 y aún tiene esa espinita clavada de no haber ganado en territorio de Ferrari.

Hamilton asegura que si bien los circuitos nuevos son muy espectaculares con unas instalaciones impolutas, los circuitos viejos tienen algo especial, parece que tienen impregnado el olor a Fórmula 1:

Hay algo en los viejos circuitos de Fórmula 1 que es muy especial para mí; a pesar de ser muy diferentes, las pistas más nuevas parecen tener todas el mismo carácter y el mismo ritmo; los circuitos más antiguos son muy diferentes. Parece como que el entorno les ha influenciado en vez de al revés. Nunca encuentras ninguna zona particularmente cómoda y siempre estás apretando el coche de un modo u otro para sacar lo mejor de cada vuelta.

Sinceramente noto en las palabras de Hamilton cierta nostalgia, el piloto inglés no está cómodo estando tan lejos del liderato, parece que quiere lograr una victoria en algún circuito mítico y así poder saltar otra vez a las primeras planas de la prensa mundial.

Vía | GP Update


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *