7 septiembre 2012 Escuderías, Fórmula 1

Llegamos a Monza, un circuito en donde la carga aerodinámica no es tan importante como en otros circuitos, ni siquiera como en Spa que exige un coche medianamente cargado para el segundo sector. Aqui se va con el acelerador a fondo las tres cuartas partes de la vuelta y la aerodinámica junto a la potencia y resistencia del motor, juegan un papel de más importancia.

A todo lo anterior, Red-Bull ha comenzado enfrentando el fin de semana con muchas dudas, gracias a los lugares 13° y 11° logrados por Vettel y Webber, unos entrenos completamente olvidables de cara a la clasificación. Por ello, la preocupación ha salido a la luz en Monza, a pesar de que las pruebas libres nunca marcan una referencia clara en cuanto a lo que vendrá el día sábado.

Un poco contrariado por la situación, Vettel ha admitido que necesitan trabajar un poco más y que seguramente serían más competitivos con una puesta a punto para carrera. Por el lado de Webber, el australiano ha sido un poco más diplomático, diciendo que “no somos precisamente los campeones mundiales del viernes” y que ambos Red-Bull necesitan mejorar en stints de pocas vueltas y con baja carga de combustible.

Lo que quiero recalcar, es que los energéticos han perdido el “toque” que los había caracterizado, desde que la FIA y los demás equipos comenzaron a examinar mucho más de cerca a sus monoplazas. Ahora son un equipo más que debe luchar como el que más para lograr posiciones de vanguardia, máxime si hablamos de un circuito que es pura velocidad máxima. Veremos si el día de mañana pueden sacarse algo de la chistera y logran tranquilizar a Marko y compañía.

Vía | Planet F1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. GP de Italia 2012 de Fórmula 1: Hamilton lidera el primer día de libres en Monza 7 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *