7 octubre 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Así es este personaje tan intragable para Red-Bull y el mundo de la Fórmula 1. Tanto puede estar feliz como enfadado, aunque el equipo haya triunfado por todo lo alto. Es lo que ha pasado en Suzuka, Marko reconoció estar enfadado con Vettel, porque a pesar de que tenía la carrera en el bolsillo tomaba riesgos innecesarios.

En la penúltima vuelta, Sebastian Vettel marcó 1:35.774, ocho décimas más rápido que el mejor tiempo de la carrera. Durante esa vuelta, todo el equipo energético pedía por radio a Vettel de que bajara el ritmo, a lo que el alemán no hizo caso.

Marko dijo a la televisión austriaca que esta vuelta de Vettel los puso demasiado nerviosos, ya que no se podían correr riesgos con la carrera ganada y con Alonso fuera de los puntos. Incluso Niki Lauda intervino en la polémica, desde su papel de reportero de prensa, diciendo que “ninguno de nosotros lo hubiera hecho” y que solo quería probar de lo que él y el coche eran capaces.

Al final, Vettel se ha llevado la clasificación en la pole, la carrera desde el mismo inicio y la vuelta más rápida. Tal vez esto sea toda una inyección de adrenalina y de motivación para enfrentar lo que seguramente serán cinco últimas carreras en un duelo a todo o nada, contra Raikkonen y Fernando Alonso.

Vía | Inautonews


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *