25 marzo 2013 Fórmula 1, Pilotos

webbervettel

No puede existir armonía entre dos pilotos como Sebastian Vettel y Mark Webber, cuando en un mismo equipo uno de los dos ha ganado tres veces el campeonato y el otro no ha ganado ninguno. Irremediablemente debe existir una tensión interna que pende de un hilo y que ni los hábiles esfuerzos de la maquinaria mediática de Red-Bull pueden acallar.

Ya todos saben lo que ha ocurrido el día de ayer, cuando Vettel se enfrascó en una lucha por la primera posición con Webber, contradiciendo órdenes de equipo, lo que le dió el triunfo al alemán. Lo siguiente fue un podio que parecía un velorio y las miradas de Webber que buscaban explicaciones, ante un Vettel que rehuía todo contacto con su compañero.

Hasta parecía que Adrian Newey solo estaba interponiéndose entre ambos para que no llegaran a las manos, durante la antesala que antecede a la ceremonia del podio. Fue vergonzoso el pedido de disculpas a Webber en la conferencia de prensa, de una acción que seguramente no tendrá consecuencias en contra del alemán; Red-Bull ha apostado demasiado por su piloto estrella, como para “enfadar” a Vettel con un regaño o con una sanción del equipo. Y es que hay algunos otros equipos que quisieran tenerlo entre sus filas…

Todo esto ya se venía venir. No es la primera vez que Webber se queja de que su coche es inferior al de su compañero, ni tampoco es la primera vez que al australiano deja ver que no está nada conforme con su situación dentro del equipo, sintiéndose ninguneado, como un piloto de relleno. En definitiva, no está nada feliz con Red-Bull. Y esto no es de ahora, sino que es algo que se arrastra desde hace un par de años atrás.

Es indiscutible que Vettel es mejor piloto que el australiano. Pero también es innegable que Red-Bull ha ayudado (Marko, Horner y compañía) a que la sombra de su ego oculte hasta al mismo equipo y a las órdenes que se dan desde el pitwall. No solo se ha salido de control la situación en esta carrera, como comentase Marko, si no que Vettel ya se les ha ido de las manos a los de Red-Bull.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Kruaser

    Webber es un piloto que corre para el equipo. Vettel es un piloto egocentrico que solo gana carreras si el coche responde. Y el se olvida que la F1 es un deporte de equipos. Fue muy egoista Vettel, ya que Webber muchas veces ha tenido que regalarle carreras, o sus propios beneficios. Como por ejemplo darle aquel nuevo aleron en Silverstone 2011. Webber es muy buen piloto como para ser ninguneado por su equipo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *