21 septiembre 2014 Fórmula 1

Lewis Hamilton gana en Singapur

La pelea por el título en el Mundial de Fórmula 1 se aprieta todavía más tras el GP de Singapur disputado este domingo. La victoria en Marina Bay fue para Lewis Hamilton y además Nico Rosberg tuvo que abandonar por problemas mecánicos así que el inglés se coloca como líder del campeonato con 3 puntos de ventaja sobre el alemán cuando quedan cinco carreras por disputarse.

El podium del GP de Singapur lo completaron los Red Bull de Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo. Vettel intentó pelear la victoria con Hamilton en la parte final de carrera pero le fue imposible así que se tuvo que conformar con un podium al que no llegó Fernando Alonso que acabó cuarto viéndose perjudicado por la salida del safety car que llegó en un momento que no le vino bien y que le privó de una posición de podium.

La carrera se complica para Rosberg antes de la salida

Parte de la victoria de Lewis Hamilton en Singapur se decidió incluso antes de que se apagara el semáforo. A falta de pocos minutos para el comienzo de la carrera se veía a los mecánicos de Nico Rosberg trabajar en el monoplaza que tenía problemas eléctricos. El alemán pudo salir a la pista y colocarse en parrilla pero su coche no arrancó antes de la vuelta de formación.

Rosberg tuvo que salir desde el pit lane y se mantuvo algunas vueltas en pista para intentar remontar sobre todo si salía algún safety car pero su coche tenía muchos problemas eléctricos y con la caja de cambios así que el alemán tuvo que abandonar viendo como se iba a esfumar su diferencia al frente del campeonato. Al menos rodó algunas vueltas porque Kamui Kobayashi se quedó fue en la vuelta de formación.

Sin Rosberg al lado Hamilton salió bien y mantuvo la primera plaza mientras que Fernando Alonso se lanzó a por los Red Bull a los que superó pero se pasó en la primera frenada. El asturiano devolvió la posición a Vettel pero no hizo lo mismo con Ricciardo (los comisarios examinaron la acción y no le sancionaron) así que el piloto de Ferrari mantuvo la tercera plaza.

En las primeras vueltas Hamilton se escapó de Vettel y el alemán también puso distancia sobre Alonso y Ricciardo. Los adelantamientos en pista eran muy complicados así que las estrategias comenzaron a cobrar más importancia con algunos pilotos intentando ir a dos paradas, otros a tres y todos intentando parar antes que los coches que les precedían para intentar superarles.

El coche de seguridad anima la segunda mitad de la carrera

A partir de la vuelta 11 comenzaron las paradas en el box que no produjeron cambios importantes. La carrera atravesó una fase bastante estable pero siempre estaba la posibilidad de que hubiera un safety car que la animara y eso ocurrió cuando Sergio Pérez perdió su alerón delantero dejando una segunda mitad de carrera muy emocionante.

A Fernando Alonso le vino mal esta parada que le pilló con los superblandos cuando estaba peleando por asegurar la segunda plaza. A Hamilton tampoco le vino bien porque tenía una buena ventaja sobre sus rivales que se esfumó. Además el inglés tenía que pasar una vez más por el pit lane mientras que otros como Vettel iban a arriesgar intentando aguantar hasta el final aunque fuera con ruedas muy desgastadas.

Cuando se retiró el safety Hamilton comenzó a tirar para intentar sacar medio minuto a Vettel que le permitiera hacer su última parada con calma. El inglés exhibió un ritmo increíble y puso la diferencia por encima de los 25 segundos. Sin embargo no fueron suficientes y cuando salió del box se situó por detrás de Vettel y salvó posición con Ricciardo y Alonso por muy poco. Sin embargo la combinación Mercedes-Hamilton-neumáticos nuevos dio un rendimiento brutal al inglés que podía meter un par de segundos por vuelta al resto así que no tuvo problemas para superar a Vettel y asegurar la victoria.

Vettel soñó con ganar durante algunas vueltas pero el rendimiento de sus neumáticos decayó mucho y bastante tuvo con poder aguantar por delante de Ricciardo y Alonso en las últimas vueltas con todos rodando en menos de un segundo. En cualquier caso gran resultado para Red Bull que consigue un doblete en el podium mientras que Alonso se va con sabor amargo porque si el safety hubiera salido en otro momento es probable que hubiera alcanzado el podium.

Massa, Vergne, Pérez, Raikkonen, Hulkenberg y Magnussen completaron la zona de puntos de la que se cayó Valtteri Bottas por muy poco ya que perdió muchas posiciones en la última vuelta con unos neumáticos que apenas si le permitían mantenerse en la trazada pero esa fue la estrategia de muchos pilotos para intentar acabar lo más arriba posible en una carrera que tuvo una vuelta menos y que acabó porque se llegó al máximo de dos horas de competición.

Hamilton recupera el liderato del Mundial

Este resultado coloca a Lewis Hamilton con 241 puntos por los 238 de Rosberg cuando quedan cinco citas para el final así que la batalla por el título queda todavía más cerrada entre los pilotos de Mercedes. Daniel Ricciardo es tercero con 181 seguido por Alonso con 133, Vettel con 124 y Bottas con 122.

En el Mundial de Constructores sigue el aplastante dominio de Mercedes con 479 puntos por los 305 de Red Bull. La batalla por la tercera plaza está más abierta porque Williams tiene 187 y Ferrari 178.

La próxima cita del Mundial de Fórmula 1 será en dos semanas en Japón. Esta fue la clasificación de la carrera de Singapur:
Clasificacion final del GP de Singapur 2014
Foto | Mercedes Racing


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • IGC

    Suelo ser Alonsista pero el que el asturiano no haya adelantado a Ricciardo en las últimas 10 vueltas no tiene perdón ni excusa posible. Tenía coche más rápido y neumáticos más frescos. Mala actuación del piloto español,que podía haber hecho mucho más (como lo hicieron muchos otros pilotos que adelantaron varios puestos).

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *