25 septiembre 2011 Crónicas, Fórmula 1

Marina Bay ha sido testigo de un nuevo capítulo de la tiranía de Sebastian Vettel y Red Bull en este campeonato del mundo. El piloto alemán ha dominado la carrera de principio a fin y ha sumado su octavo triunfo del año colocándose con 309 puntos, a tan sólo uno de ser campeón del mundo de manera matemática.

El podium del GP de Singapur lo completaron Jenson Button y Mark Webber. El inglés de McLaren se ha colocado en la segunda posición del campeonato gracias a su regularidad en las últimas carreras y ya es el único con opciones matemáticas de arrebatar el título a Vettel mientras que Webber ganó la partido a Alonso, cuarto, y completó el doblete de pilotos de Red Bull que pisaban el podium.

La carrera en el circuito urbano de Marina Bay no ha tenido demasiada historia. En la salida, quizás su punto más álgido, Vettel pudo mantener la primera posición y Button y Alonso fueron capaces de adelantar a Webber y Hamilton para colocarse detrás del piloto alemán antes de que se llegara a la primera curva.

Para poder haber discutido la victoria a Vettel había que mantenerse a su estela durante las primeras tres vueltas para intentar adelantarle cuando se abriera el uso del DRS pero eso fue una misión imposible porque el alemán machacaba a sus rivales de inicio y en siete vueltas ya estaba a 12 segundos de sus perseguidores, algo que convertía en inexistente la batalla por la primera posición.

Al resto de pilotos les tocaba conformarse por pelear con el podium y esperar a que hubiera algún incidente que sacara a pista el safety car, única manera de poder acercarse a Vettel. La pelea por la segunda plaza tampoco fue tal porque Button se escapó de Alonso mientras que la pelea por la tercera plaza si duró algo más. Alonso fue capaz de mantenerla durante las primeras vueltas pero Webber le adelantó antes del primer pit stop.

Los neumáticos del australiano no respondieron del todo bien y se vinieron abajo, algo que aprovechó Alonso para recuperar la tercera plaza tras el primer paso por el pit lane. Sin embargo, fue un puro espejismo porque se veía que el Red Bull era superior al Ferrari así que Webber volvió a pasar a Alonso y ya puso sobre él una distancia completamente insalvable.

Algo más atrás, Hamilton, Massa y Schumacher fueron protagonistas. Los dos primeros protagonizaron una encarnizada batalla que acabó con el inglés tocando al brasileño y arruinándole la carrera ya que le provocó un pinchazo. Ambos tuvieron que pasar por el box y además Hamilton se ganó un drive through pero a pesar de ello fue capaz de remontar hasta la quinta plaza.

Como os comentábamos, el otro protagonista fue Schumacher que embistió por detrás a Kobayashi poniendo en órbita a un Mercedes GP que parecía que iba a despegar. Su accidente no tuvo consecuencias físicas para él pero si obligó a la salida del safety car. La reagrupación de monoplazas abría las puertas a la esperanza de ver pelea por las primeras posiciones pero para nada la hubo porque las diferencias entre pilotos eran claras y aunque Button intentó acercarse a Vettel en la parte final, tan sólo fue una ilusión porque el alemán estaba suministrando la amplia ventaja que teía.

La clasificación final de la carrera fue la siguiente:


Vía | GP de Singapur en Altas Pulsaciones


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El GP de Singapur de Fórmula 1 arrasa en laSexta 26 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *