7 abril 2012 Circuitos, Fórmula 1

Las revueltas que se suceden desde hace ya muchos meses en el Reino de Bahrain y que obligaron a suspender el Gran Premio que se disputa en ese país la pasada temporada, no han cesado, y a menos de dos semanas para que la Fórmula 1 viaje al país árabe, la situación es delicada, hecho que obliga a la FIA a ser muy cautelosa a la hora de permitir que el Gran Circo se establezca en Manama, la capital del país.

A pesar de las manifestaciones que se dan lugar en las cercanías del Circuito Internacional de Sakhir y de que la semana pasada un manifestante perdió la vida a sólo 20 kilómetros al sur del circuito, la FIA sigue empeñada en intentar celebrar el evento y ha asegurado que monitorea constantemente lo que acontece.

Y como hemos repetido hasta la saciedad, es todo un problema de dinero. Suspender un evento supone pérdidas cuantiosas para la Fórmula 1 y por ende para su jefe, Bernie Ecclestone, por lo que dudo mucho que la FIA haga caso a las recomendaciones que daba Damon Hill, hace unos días en las cuales pedía a la FIA que reconsiderara su posición sobre el Gran Premio.

Si bien las declaraciones de los diferentes representantes de la FIA, dejan entrever que harán todo lo posible por celebrar la carrera, cuando el el jeque Abdullah bin Isa Al Khalifa, Presidente de la Federación de Automovilismo del país, dice que no puede prometer seguridad absoluta, se debería cancelar de inmediato el Gran Premio y buscar una alternativa.

Vía | GP Update


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *