2 octubre 2012 Circuitos, Fórmula 1, Opinión

Sinceramente, si fuera ciudadano griego en días como hoy me sentiría profundamente indignado. A riesgo de equivocarme, desconozco los detalles que rodean el acuerdo, es inmoral que un país como Grecia sumido en una profunda crisis económica y social haya anunciado que subvencionará la construcción de un circuito para albergar un Gran Premio de Fórmula 1.

Sé de buena tinta que en Atenas, capital del país heleno, hay gente que pasa hambre, por lo que me sorprende muchísimo que el ministro de desarrollo haya confirmado que el estado subvencionará con 30 millones de euros la construcción de un circuito al oeste de la ciudad portuaria de Patrás, situada en la zona del Peloponeso y a unos 200 kilómetros de Atenas.

Es verdad que desde hace mucho tiempo en Grecia se plantean albergar un Gran Premio de Fórmula 1, pero creo que han elegido el peor momento para acometer un gasto totalmente evitable. No creo que sea defendible que un país que ha sido rescatado financieramente por la Unión Europea invierta en construir un circuito de Fórmula 1 en vez de subsanar primero su situación económica. Con noticias como esta entiendo el malestar que existe en Alemania y su afán de intervenir en las políticas económicas de ciertos países.

Quiero resaltar que si bien la noticia es que el Gran Premio de Grecia está cada vez más cerca, lo que es bueno para la Fórmula 1, me parece una inversión vergonzosa por parte del gobierno heleno.

Vía | CarAndDriverTheF1


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *