9 enero 2012 Otras Competiciones, Vídeos

Hoy quiero hablarte de Walter Lechner, un claro ejemplo de persona que ha conseguido hacer de su afición un empleo de futuro. Verdaderamente no es muy común que un piloto aficionado llegue tan lejos pero si es un claro ejemplo de que por muy bien que conduzcas quizás no deberías centrar tu objetivo en esos Vettel o Alonso

Como decía, algunas veces te das cuenta, es un duro golpe pero cuando hablas con personas y pilotos que han llegado a ser profesionales y por ejemplo te hablan de cómo tras distintas pruebas no llegaron a competir por ejemplo en Fórmula 1 por no tener 2 o 3 millones de euros en el banco, que la vida no es tan fácil como la pintan, sobre todo en este mundo.

Pero, ¿y si centramos nuestras fuerzas no solo en ser un piloto laureado? Es decir, esto es un sueño para cualquiera pero sí que hay muchas formas de hacerte “grande” en este mundillo. Precisamente quiero hablarte del mencionado Walter Lechner, un señor de 57 años que, tras pasar 21 años como piloto decidió crear su propia copa monomarca y ahora dirige la Porsche GT3 Cup Challenge de Oriente Medio.

Sin más, te dejo con el video situado bajo estas líneas, un video lamentablemente relatado en un prefecto inglés donde el austriaco nos habla de su vida en el mundo de la competición.

Vía | germancarscene


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *