6 julio 2011 Fórmula 1, Pilotos

Si la teoría de Jacques Villeneuve se aplicara al pie de la letra, tendríamos a todo el cuerpo de comisarios de la Fórmula 1 en el paro y carreras mucho más emocionantes y con más espectáculo. ¿Por qué? Porque los pilotos no estarían tan presionados por no cometer sanciones en carrera, ni “quedar bajo investigación” al más mínimo roce.

Y creo que Villeneuve tiene toda la razón:

Todo el mundo culpó a Hamilton en Mónaco por lo que pasó con Massa cuando fue Massa quien tuvo la culpa. Por eso es pilotaje agresivo, los errores no deben ser penalizados, su maniobra sobre Maldonado fue mala, pero no fue a propósito. Simplemente fue estúpida y un error.

Lo que debe ser penalizado es la mala intención, las maniobras en las cuales sabes que puedes sacar a tu rival de la carrera, hacerle perder valiosos segundos en los pits o poner en riesgo su vida con un choque. Creo que el control de los comisarios es demasiado asfixiante y exagerado por momentos y que debería permitirse cierta libertad en maniobras que no signifiquen riesgo para los pilotos.

Si a la férrea mano de hierro de los comisarios le sumas la artificialidad que ha alcanzado la Fórmula 1 en los últimos años, poco y nada nos queda de pimienta para las carreras.

Vía | F1 al día


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *