3 diciembre 2012 Escuderías, Fórmula 1

Muy crítica ha resultado la primera oportunidad que Helmut Marko ha abierto la boca para decir algo después del campeonato logrado por Vettel. En lo que ha sido la primera muestra frente a público y medios desde el final del campeonato, el equipo Red-Bull ha estado en Graz, en una exhibición de Vettel y su RB8.

Marko ha acusado a Alonso de ser todo un político cuando pierde y de poner en juego una serie de habilidades para tratar de influir o dar vuelta los resultados.

Alonso parece tener problemas si no gana. Cuando no gana, desarrolla increíbles habilidades políticas.

Más increíblemente es el desliz que ha dejado pasar Marko al hablar del equipo Red-Bull, poniendo en segundo término al segundo coche del equipo y dando a entender que Red-Bull es únicamente Sebastian Vettel.

Nuestro adversario español no parece estar al tanto de las cualidades del señor Vettel(sic). Sí, Vettel compite con un coche de Newey, pero Alonso parece no querer entender el hecho de que ponemos en la parrilla a dos coches de Newey y al final, es siempre Vettel el que gana.

Las perspectivas de Marko para el próximo año, son que nuevamente Alonso será el rival más duro que tendrá Red-Bull. De nueva cuenta, toda la lucha por el campeonato estará centrada en el duelo Alonso-Vettel.

Creemos que tendremos un coche competitivo, así que ¿por qué irían a cambiar las cosas? Vamos a tener el mismo equipo, McLaren se ha debilitado significantemente con la salida de Hamilton y eso nos deja a Ferrari. Seguramente seá una dura lucha con ellos, otra vez.

Vía | Crash


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *