21 septiembre 2009 Escuderías, Pilotos, WRC

Hirvonen

Al concluir el Rally de Australia, todo era felicidad en Citröen, tras vencer en la décima prueba del año del Campeonato del Mundo de Rallyes, Sébastien Loeb ocupó su puesto en lo más alto del podio y celebró su victoria, una victoria que loa cercaba al liderato del mundial.

Pero pocas horas después, una vez finalizadas las verificaciones post-carrera, los comisarios sancionaron con un minuto a los tres coches de fábrica de Citroën, tras descubrirse que sus C4 WRC llevaban enganches no homologados en las barras antivuelco.

El equipo Citroën reconoció el error y aceptó la penalización, culpando a una imagen de baja calidad en el manual de homologación e insistió en que los enganches, no habían dado ninguna ventaja ni a Loeb ni a sus compañeros.

Ante esto, el equipo Citroën, a través de su jefe de equipo Olivier Quesnel, propuso entregarle el trofeo al finlandés Mikko Hirvonen, ya que fue declarado vencedor del Rally de Australia 2009, sin embargo, el piloto de Ford se negó a aceptar el trofeo.

Esta reacción del piloto de Ford, es normal según Quesnel, ya que en Radio Montecarlo explicaba:

Lo rechazó porque sabe que Seb ganó en Australia.

Vía | Rally Live
Foto | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 septiembre 2009
  2. Loeb participará en un test en Jerez a los mandos de un monoplaza de la GP2 30 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *