3 noviembre 2010 Análisis, Circuitos, Fórmula 1

brasil

Después de la espectacular remontada protagonizada por Fernando Alonso en las últimas cuatro carreras, el Gran Circo aterriza en un circuito talismán para Fernando Alonso, la Fórmula 1 llega a Brasil.

A pesar que el asturiano no ha ganado nunca en el circuito brasileño, sus dos campeonatos del mundo los ha celebrado en la tierra de la samba y si atendemos al rendimiento tanto de Ferrari como de Felipe Massa en Brasil, podríamos asistir a una nueva celebración del piloto español, una tarea difícil, pero no imposible.

El Gran Premio de Brasil se disputa en el Autódromo José Carlos Pace en Interlagos, Sao Paulo, y representa un reto importantísimo para los ingenieros ya que los tres sectores del circuito, son muy diferentes entre sí, y a pesar de que es un circuito que ha sufrido pocas modificaciones, es difícil encontrar el equilibrio perfecto del monoplaza.

La primera característica resaltable del circuito es que se corre sentido antihorario algo que unido al siempre bacheado asfalto, hace que las 71 vueltas que conforman el Gran Premio sean de las más duras del mundial. Además, la inestabilidad del tiempo puede depararnos alguna que otra sorpresa, ya que las tormentas repentinas son bastante usuales, pero al menos, este fin de semana no toca madrugar.

El primer sector arranca con una curva ciega, un excelente punto para adelantar, a la que se llega a unos 320 Km/h y da paso a la zona más bonita del circuito las S de Senna que se trazan a unos 166 Km/h. Una vez negociadas las S de Senna, los monoplazas enfilan la primera curva rápida del circuito la curva Do Sol, que desemboca en la recta de atrás del circuito de Interlagos en donde se alcanza una velocidad máxima de 323 Km/h.

Si el primer sector es corto y se necesita poca carga aerodinámica, en el segundo ocurre todo lo contrario. Primero el piloto se enfrenta a una serie de curvas rápidas y de media velocidad, curvas 4,5,6,7; para posteriormente encarar la segunda mitad del sector, conformado por las curvas más lentas del circuito, curvas 8,9,10, que dan paso a la curva 11 que supone el fin del sector.

En el sector tres se necesita poca o casi ninguna carga aerodinámica, lo más importante es salir de la curva 12 con buen grip para encarar un final de vuelta en la que el piloto hunde el pedal del acelerador 15 segundos seguidos, una prueba durísima para el motor.

Como veis, los reglajes en Interlagos responden a un compromiso, se ha de escoger en que sectores el monoplaza va mejor y exprimirlo al máximo, sin olvidar la parte final del circuito en donde es importantísimo tener un motor fresco, ya que se puede cargar la aerodinámica del coche un poco más, para mejorar el rendimiento en el segundo sector y sin perder velocidad punta en el final de vuelta.

Para finalizar, muchos pilotos hubieran preferido tener como final del mundial Brasil, ya que el ambiente es espectacular y representa una buena vía de escape para las duras temporada de Fórmula 1.

Horarios y retransmisión del Gran Premio de Brasil:

Viernes 05/11/10

Libres I – 13:00H
Libres II – 17:00H

Sábado 06/11/10

Libres III – 14:00H
Clasificación – 17:00H

Domingo 07/11/10

Previa – 15:30H
Carrera – 17:00H

Horarios | La Sexta
Datos | Formula1.com
Más Información | GP Brasil


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 noviembre 2010
  2. Emerson Fittipaldi a toda velocidad por las calles de São Paulo 3 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *