25 agosto 2012 Crónicas, DTM

La clasificación de hoy ha sido una de las más extrañas del DTM. Si bien en las pruebas libres finales el agua cayó sin tregua, gracias a una tormenta que se abatió sobre la pista holandesa, Timo Scheider no marcaba de causalidad el tiempo más rápido de la FP2; también iba a hacerlo en la clasificación.

Para la clasificación, la lluvia se ha retirado y nos ha dejado un escenario con abundantes nubarrones que no han descargado lluvia. En este marco, Scheider volvió a repetir una actuación sobresaliente con una vuelta de 1:32.365, acompañado en la primera fila de Mike Rockenfeller y de otros dos Audi en la segunda fila. Creo que la marca de los aros no ha podido hacer mejor las cosas con semejante dominio.

Filipe Alburquerque y Edoardo Mortara completan la segunda fila, mientras que más atrás Matthias Ekstrom cierra el quinteto de Audi. Jamie Green ha colocado al mejor Mercedes en el sexto lugar, a pesar de que los coches de la estrella se perfilaban para grandes cosas este fin de semana.

Dirk Werner ha estado al comando del mejor BMW de la parrilla de salida con el séptimo lugar, mientras que uno de los pretendientes al título, Gary Paffett, se ha conformado con el octavo puesto. Peor le ha ido a Bruno Spengler quien ha ido a parar al puesto 18°, con un trabajo demoledor que tendrá por delante en cuanto a recuperación y no perder contacto con las posiciones que puedan entregarle puntos importantes para el campeonato.

Los españoles han tenido una actuación floja y tanto Miguel Molina como Roberto Melhri compartirán la séptima fila de salida, que ha quedado de la siguiente manera.

Vía | DTM Spain


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *